Sexo Madrid

Sexo profesional de pago en Madrid

Soy Anna, una joven universitaria de que divide el tiempo con el arte del amor y el sexo. Me gustan los caballeros educados con ganas de conocer una escort española de origen venezolano, morena, preciosa, afectuosa y absolutamente sexual y apasionada. Adorarás mi cara angelical, ojos felinos sonrisa pícara y mi excitante cuerpo o, pechos naturales, culito respingón y piel suave sedosa. Soy una acompañante tan dulce como viciosa, una amante excelente, mi trato de novia exquisito y mi servicio un verdadero lujo. A mi lado olvidarás el agobio diario, mis movimientos y mis labios son muy sensuales, te practicaré un francés natural, mi especialidad, acompañado de besos, caricias y cumpliremos toda clase de fantasías. Llámame, te gustará saber que también podrás disfrutar de mi trato de exquisito, mis servicios te enloquecerán, así como mi dulzura y te demostraré que soy una chica educada y muy apasionada. Estoy disponible exclusivamente para caballeros educados que quieran una compañía exquisita como la mía. Te recibiré en mi piso privado, dispongo de todo lo necesario, para que nunca te olvides de nuestro encuentro. Besos.

Te regalaré las caricias y besos de una novia apasionada, mi lengua te estremecerá de placer y te encantará el sonido de mi placer mientras danzo sobre ti. Me convertiré en tu amante preferida. Ven a descubrir el mejor sexo en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Sexo Madrid

Sexo de lujo en Madrid

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Putas de lujo - Sado erótico - Scorts de alto standing - Contactos eróticos - Señoritas de compañía - Callgirls - Azafatas - Modelos - Prostitutas de lujo - Putas a domicilio - Tantra - Apartamentos por horas - Pisos de relax - Burdeles - Damas compañía - Masajes eroticos - Casas relax - Agencias de escorts - Prostíbulos - Clubes de relax - Chicas de compañía - Chicas de alterne - Clubs de alterne - Locales de intercambio - Escorts independientes - BDSM - Acompañantes de lujo - Anuncios de sexo - Salidas a hoteles y domicilios - Saunas eróticas - Call girls -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Baronet - Bacarra - Habana - Casanova59 - Basinger - Aribau 64 - President - Nice - Club Riviera Castelldefels - Bailen 22 - Nyoman - Saratoga - Club Eros - Gran via 532 - Club Romaní - Paraíso Privee - La vie en Rose - Cuore Cabaret - Cotton Club - Club Starlets - Platinum - Dollar Club - Viladomat 208 - Club Lexis - Enigma

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Ahora parece que nos tomamos un respiro y nos separamos, nos miramos sin decirnos nada e intentamos que alguna parte de nuestros cuerpos siempre se sigan tocando Tu pecho se separa de mí, pero tu pelvis intenta seguir tocan mi pene erecto por el amor y la pasión del momento, tu abres un poco las piernas para poder llegar mejor a mi miembro, con una mirada maliciosa pero encantadora, te acercas a mí pene y cuando lo consigues empiezas a frotarte lentamente, mientras sigue mirándome de esa forma excitante. Mientras sigues frotándote con mi pene me coges de las manos y las llevas a tus pechos y empujando tu misma. Yo no tardo mucho en meter mis manos por debajo de la camiseta y acariciar tus pechos solamente separando un sujetador negro y sexy de tocar tus pechos.Sigo tus indicaciones y acaricio tus pechos mientras nos besamos apasionadamente, mis manos no tardan en deslizarse por tu espalda para desbrocharte el sujetador y dejar tus pechos al aire, cuando notaste que te desabroché el sujetador tu misma y ante mí asombro tu te quitaste la camiseta haciendo que me echara hacia atrás para ver tus hermosos pechos y seguir acariciando y besándolos. Tú seguías empujando tu pelvis contra mi paquete y cada vez con mas fuerza, bajé una de mis manos hasta tú culo para apretar aún con mas fuerza, contra mi paquete, estábamos desenfrenados y ya empezábamos a soltar algún que otro gemido, eso me excitaba más.

2. Caí rendida ante ti, reuniéndose dulcemente nuestros cuerpos. El momento era perfecto, las flores, ese cielo repleto de estrellas, la luna inundándonos de fosforescencias, el aire cálido y suave rodeándonos, tu cuerpo y el mío, aun entretejidos. Cerré los ojos y sin darme cuenta, me perdí en la oscuridad. ¡Desperté sobresaltada en la madrugada y tú no estabas a mi lado! Tristemente me di cuenta que solo había sido un sueño, no obstante tu estabas por llegar, así que apresuradamente me vestí, con la esperanza de que mi sueño se hiciera realidad, y quizá... ¡Yo ayudaría a que eso pasara!

3. Grande fue mi asombro al salir y encontrarle tendido en la cama profundamente dormido. Ahí estaba yo pensando en el destino y el se había quedado dormido con la música de Chopin como fondo. Alguien podría haberse enojado pero a mi solo me producía inmensa ternura verle allí dormido, su respiración acompasada y sus manos reposando sobre la almohada. Yo, con un desacostumbrado arrojo me libere de la toalla y me senté a su lado en la cama. Con cuidado de no despertarlo le quite sus zapatos, me tumbe a su lado arropándonos con una sabana blanca y finalmente abrazada a su espalda y sintiendo mi cuerpo desnudo y aun fresco por la ducha pegado al suyo tibio y cubierto por un jeans y una camiseta. Al poco rato de escuchar el ritmo regular de su respiración y sentir el sube y baja de su pecho, yo también me quede dormida.

4. Tu me acaricias y yo también toco tu espalda siento tu respiración intensa mientras me sigues besando, estos besos empiezan a ser diferentes, más intensos, empiezan a juntarse nuestras bocas como siempre hemos estado deseando, nuestras lenguas empiezan su guerra particular por ser la ganadora en esta batalla de pasión. Mientras tanto nuestros abrazos también empiezan a ser mas apasionados y las manos empiezan a deslizarse a partes del cuerpo más apetecibles de tocar por las ganas de producir todo el placer posible e imposible de dar. Yo empiezo a buscar tus caderas marcadas por un pantalón negro de pana fina y que no deja ver el tanga que tienes puesto, pero no importaba con mis manos descubriré tus formas haciendo que el grado de excitación aumente hasta unos limites exageradamente altos, tu mientras tanto me abrazas apretándome con fuerza haciendo sentir tus preciosas manos en mi espalda. Ya no nos besamos en la boca, ahora empiezas a besarme en las mejillas y vas acercándote al lóbulo dándome besos tiernos, dejando sentir tu respiración en mi cuello para provocar mayor excitación, tu cuerpo y el mío están cada vez más juntos siento como tus pechos se aprietan contra mí cada vez con mas fuerza, en estos momentos no me hace falta tocarte con mis manos para sentir tus pechos, con todo estos juegos haces que hasta mis piernas tiemblen, por el momento que estamos pasando.