Sexo Madrid

Sexo profesional de pago en Madrid

Hola, mi nombre es Jessica. Soy una estudiante andaluza que ofrece de forma ocasional servicios eróticos y de acompañamiento a caballeros elegantes y respetuosos con total discreción. Una joven con clase y elegancia para empresarios que buscan una compañía selecta para sus viajes de negocios por Madrid. Soy una escort cariñosa, implicada, dulce y muy atenta hasta en el último detalle. Mi actitud y saber estar no te dejarán indiferente y cada momento a mi lado será como estar en el paraíso. Ofrezco discreción y exclusividad para caballeros de alto nivel. En cada cita, doy lo mejor de mí, para que me recuerdes como alguien especial. Intento hacer de cada encuentro algo realmente inolvidable para los dos. Mi especialidad es el masaje Tantra con final Maithuna, por lo que te recomendaría encarecidamente que lo solicitases, te encantará. Siempre lo hago acompañado de velas, aromaterapia y música relajante para abstraernos de cualquier pensamiento y simplemente dejarnos llevar. Mi horario de atención es: Lunes, Miércoles, Viernes y Sábado de 10h a 20:30h. Martes y Jueves de 14h a 20:30h Domingo de 10h a 24h. Si no puedo responder a tu llamada, también puedes escribirme un mail, y te contestaré tan rápido como me sea posible. Para atenderte como mereces, te pido que me llames con un mínimo de dos horas de antelación.

Te regalaré las caricias y besos de una novia apasionada, mi lengua te estremecerá de placer y te encantará el sonido de mi placer mientras danzo sobre ti. Me convertiré en tu amante preferida. Ven a descubrir el mejor sexo en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Sexo Madrid

Sexo de lujo en Madrid

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Salidas a hoteles y domicilios - Locales de intercambio - Tantra - Call girls - Callgirls - Clubs de alterne - Masajes eroticos - Contactos eróticos - Saunas eróticas - Scorts de alto standing - Azafatas - Pisos de relax - Modelos - Damas compañía - Burdeles - Sado erótico - Prostíbulos - Clubes de relax - Anuncios de sexo - Putas a domicilio - BDSM - Apartamentos por horas - Chicas de alterne - Casas relax - Prostitutas de lujo - Escorts independientes - Putas de lujo - Acompañantes de lujo - Señoritas de compañía - Chicas de compañía - Agencias de escorts -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Batman - Paraíso Privee - Club Barbie - Thermas - Pretty Woman - Tuset Barcelona - Charlie Club - Platinum - Bacarra - Showgirls - Club Lexis - Basinger - Aribau 64 - Jobe y el amor - Pub Aribau 240 - Nyoman - Kissme - La Estrella - Eden - La vie en Rose - Hot Madrid - Nice - L´hibou - New Tuset - Club Romaní

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Dejó el bolso en su asiento, que aunque no le gustaba llevarlo, lo creía necesario para llevar su móvil y otras cosas que ella pudiera necesitar en determinadas circunstancias. Marcos no perdió detalle del contoneo del trasero de su novia en ese andar tan gracioso que tenía, pero que tan sumamente excitante resultaba. Pudo apreciar, cuando el paso de una pierna tensaba sensiblemente el vestido, la marca de unas braguitas. Jugó a adivinar de cuáles se podría tratar. Pensó en unas blancas, una de sus favoritas…y imaginó que esa misma noche, cuando llegaran a casa, tendría la oportunidad de sacarle el vestido de los pies a la cabeza, y ver el increíble cuerpo desnudo de Mónica, tapado mínimamente por esas braguitas tan sensuales. Al cabo de casi cinco minutos Mónica salió del baño y se dirigió a reunirse con su pareja. A pesar de lo que llevaba cogido en su puño, no se mostraba dubitativa ni indecisa, muy al contrario, su andar era firme y decidido. Marcos no la vió venir, ensimismado como estaba en sus pensamientos. Mónica se situó a su lado, y antes de que él pudiera reaccionar, ella se inclinó suavemente y le susurró en la oreja un escueto: "Toma, esto es para ti". Al mismo instante que decía estas palabras dejó caer en el regazo de su novio la única prenda íntima que llevaba esa noche. Marcos tardó en reaccionar…lo primero que pensó es que no tendría ya que esperar hasta más tarde para saber que, efectivamente, las braguitas que llevaba eran, ahora ya sin ninguna duda, sus favoritas.

2. En ese preciso instante te di la espalda y fui bajando poco a poco el cierre de mi vestido mientras oía el clic del obturador. Mi espalda se reveló ante ti y lentamente dando la media vuelta mire fijamente a la cámara como si viera directamente a tus propios ojos. Los tirantes de mi vestido fueron deslizándose por mis hombros mientras mi mano le sostenía y de manera un tanto provocativa, fui soltándolo hasta que este cayó en medio de las flores. Y entre aquellas flores, solo la naturaleza y tú fueron testigos de mi desnudez.Fui dejándome guiar por ti, descubriendo mi talento de modelaje. Sentía una seductora emoción al saber que mi cuerpo quedaría plasmado para siempre y que tal vez hasta en una de tus exposiciones pudiera llegar a encontrarme.

3. La joven salió de su habitación, fue al cuarto de baño, lavó su cara y sus manos resignada y triste, enfadada, y, aún en pijama, entró a tomar el desayuno a la cocina. Masticaba la comida con desgana, cuando, sorprendida, miró por la ventana al cielo, y vio que estaba exactamente igual que en su sueño. Azul, con un sol espléndido, y sin rastro de nubes. Al principio se sintió extrañada, pero luego no le dio importancia, ya que, al fin y al cabo, estaban a finales de Abril, y era lógico que, con la primavera, los días de buen tiempo fueran numerosos. A ella le gustaban esos días, pero odiaba trabajar con tanto calor. Cuando hubo tomado un café y algo de comer, bajó a la tienda, y se dispuso a sacar las macetas a la calle para que recibieran directamente los beneficiosos rayos del sol, y tuvieran así algo de la luz que Ángela necesitaba en su vida, pero que, atada a su timidez, nunca conseguiría.

4. Mónica pensaba en todo eso, quizá no era exactamente así, quizá su imaginación iba demasiado deprisa, pero le gustaba sentirse observada, ser el centro de atención… de hecho, le encantaba. Tenía un cuerpo bonito, atractivo para la gran mayoría de los hombres…y de no pocas mujeres. Bajo su minifalda se vislumbraban unos muslos bien bronceados, al igual que el resto de su piel (incluso la que no era visible), y que se veían tremendamente sensuales y deseables. El aspecto de sus piernas era inmejorable, y es que a pesar de ser una muchacha muy dinámica y que siempre andaba ocupada, siempre disponía de unos minutitos para cuidárselas, y sin vislumbrarse ningún rasguño ni irregularidad, su piel confería un aspecto fino y suave.