Sexo Barcelona

Sexo profesional de pago en Barcelona

Lidia publicista catalana Vip, comparto mi actividad profesional con encuentros esporádicos como acompañante con personas que deseen compartir este espacio de su vida y tiempo de libre albedrío con un ser que ofrece lo mejor de sí misma, autenticidad por delante de todo, complicidad, pura esencia y una personalidad única que tan solo tú podrás comprobar, por ti mismo, cuando desees, aquí y ahora. Mágico momento, naturalidad, sensualidad, dejar fluir. Un placer que asciende mucho allá de lo físico y terrenal, sencillamente real. Los sueños son deseos materializados en actos y acciones que todos podemos realizar. Siéntelos. Entre mis servicios, podrás disfrutar de un delicioso y relajante masaje tántrico con el que experimentarás nuevas y excitantes sensaciones.

Vivo sola en un apartamento discreto y muy confortable, lo cual nos permitirá estar relajados, conversando sin prisas, seducirnos, tener el mejor sexo juntos. Ven a conocerme y disfruta del mejor sexo en Barcelona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Sexo Barcelona

Sexo de lujo en Barcelona

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Damas compañía - Putas a domicilio - Putas de lujo - Masajes eroticos - Prostitutas de lujo - Escorts independientes - Clubes de relax - Callgirls - Clubs de alterne - Modelos - Chicas de alterne - Prostíbulos - Sado erótico - Azafatas - Salidas a hoteles y domicilios - Acompañantes de lujo - Anuncios de sexo - Señoritas de compañía - Casas relax - Tantra - Burdeles - Scorts de alto standing - Pisos de relax - Locales de intercambio - Agencias de escorts - Contactos eróticos - Chicas de compañía - BDSM - Saunas eróticas - Apartamentos por horas - Call girls -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Nice - Club Barbie - Batman - Equus - Jobe y el amor - Enigma - Tuset Barcelona - Cuore Cabaret - Comendadoras - Dollar Club - La vie en Rose - O´Dely - Club Eros - L´hibou - Agencia Sexy Nights - President - Hot Madrid - Thermas - Azul - Saratoga - Casanova59 - La Estrella - Bacarra - Kissme - Cotton Club

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Entre en la habitación, te encontrabas de espaldas, secando las pequeñas gotas de agua en ti, disfrute observando tu cuerpo varonil, tu enorme espalda, tus nalgas duras y apretadas, sentiste mi mirada y giraste suavemente para dedicarme una sonrisa, tenias algo de prisa te esperaba un día de arduo trabajo en la oficina, pero yo no estaba dispuesta a que te fueras tan pronto, insinué que tenia una sorpresa que no podía esperar, te quedaste pensando que posición tomar, me acerque a ti y te brinde mi boca, me diste un beso rápido y me dijiste "en la noche", pero yo busque tu sexo mientras introducía mi lengua en tu boca, sentí tu indecisión, mis manos son expertas en tu cuerpo, inmediatamente sentí la respuesta a mis caricias, baje hasta él y lo recorrí dejándolo completamente húmedo y lleno, mientras mis manos recorrían tus nalgas con la yema de los dedos, mis dedos buscaron tu raja sorprendido las apretaste, pero yo inmediatamente absorbí tu verga con mi boca y poco a poco la tensión fue disminuyendo.

2. Al llegar a su cintura, con ambas manos la atraje hacia mí poniéndola en cuatro y disfrutando al maximo de cada segundo empecé a sacarle lentamente y al mismo tiempo, la mini y la tanga que llevaba puesta, muy lentamente, y diciendole que la amaba y la deseaba... Poco a poco, empecé a besar entre sus nalgas, el pensar que estaba por besar el el clitoris de agustina me puso a mil!, estaba exitado como nunca antes en mi vida lo habia estado y entonces, llegue a ese centro de placer, olia a limpio, a sexo prohibido y a verdadero amor; al llegar saque mi lengua y empecé a lamerlo con el amor y la dedicación que solo merecia mi hermana, ella me ayudaba con las manos separando los cachetes de su cola, el perfume del placer me estaba volviendo loco, ya quería sentirla, sentirla toda, hacerla mia y probar sus jugos, su saliva, su amor, sus miedos, sus deseos; ya no aguantaba mas. Transiprabamos, gemiamos, nos sentiamos mas hermanos que nunca, estabamos disfrutandonos y amandonos como nadie se podia imaginar, ni siquiera nosotros mismos. ella gemía de la manera mas tierna y caliente que he visto hasta el dia de hoy, no era solo sexo, habia algo mas, habia AMOR verdadero.

3. Mónica pensaba en todo eso, quizá no era exactamente así, quizá su imaginación iba demasiado deprisa, pero le gustaba sentirse observada, ser el centro de atención… de hecho, le encantaba. Tenía un cuerpo bonito, atractivo para la gran mayoría de los hombres…y de no pocas mujeres. Bajo su minifalda se vislumbraban unos muslos bien bronceados, al igual que el resto de su piel (incluso la que no era visible), y que se veían tremendamente sensuales y deseables. El aspecto de sus piernas era inmejorable, y es que a pesar de ser una muchacha muy dinámica y que siempre andaba ocupada, siempre disponía de unos minutitos para cuidárselas, y sin vislumbrarse ningún rasguño ni irregularidad, su piel confería un aspecto fino y suave.

4. Cada vez le deseo más y sé que él a mi también. Mi sexo está cada vez más húmedo y el suyo cada vez más hinchado, por eso le miro a los ojos y le suplico con la mirada que me haga suya. No sé hace esperar, dirige su pene hacía mi vagina y desciendo sobre él. Le abrazo, pego mi cuerpo al suyo y empiezo a moverme. Poco a poco nuestros movimientos se van acompasando. Sus manos acarician mis nalgas mientras subo y bajo sintiendo como su sexo me llena. Suspiro, gimo de placer. Mi boca busca la suya y nos besamos profundamente. Dejo que el placer recorra todos los rincones de mi cuerpo, mientras el fuego de la pasión arde entre nosotros. Desearía estar siempre así, sentirle siempre dentro de mí, pero no puedo. Debo acelerar mis movimientos, dejar que el placer nos venza o en unos minutos alguna de las dependientas vendrá a sacarnos de aquí. Cabalgo cada vez más rápidamente y también él empuja hacía mí. Siento como su verga se hincha dentro de mí, sé que de un momento a otro se va a correr. Acelero más mi movimientos y siento el placer explotando entre mis piernas. Sigo empujando, haciendo que mi vagina estruje su sexo y en pocos segundos también él se corre.