Sexo Barcelona

Sexo profesional de pago en Barcelona

Paulita es una linda escort con cara adolescente, con unos increíbles ojos verdes y una larga melena castaño claro. Le encantará hacerte disfrutar de una cena o en la intimidad …

Vivo sola en un apartamento discreto y muy confortable, lo cual nos permitirá estar relajados, conversando sin prisas, seducirnos, tener el mejor sexo juntos. Ven a conocerme y disfruta del mejor sexo en Barcelona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Sexo Barcelona

Sexo de lujo en Barcelona

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Callgirls - Pisos de relax - Locales de intercambio - Azafatas - Masajes eroticos - Prostitutas de lujo - Escorts independientes - Modelos - Damas compañía - Apartamentos por horas - Anuncios de sexo - Putas a domicilio - Clubes de relax - Chicas de compañía - Sado erótico - Tantra - Clubs de alterne - Señoritas de compañía - Saunas eróticas - Chicas de alterne - Call girls - Contactos eróticos - Agencias de escorts - Casas relax - Acompañantes de lujo - Scorts de alto standing - Burdeles - Prostíbulos - Putas de lujo - Salidas a hoteles y domicilios - BDSM -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Saratoga - New Aribau - Enigma - Platinum - Jobe y el amor - Equus - La Estrella - Bailen 22 - Bacarra - Paraíso Privee - Sauna Cristal - Habana - New Tuset - Pretty Woman - Kissme - L´hibou - Casanova59 - Nyoman - Baronet - Tuset Barcelona - Club Starlets - Azul - Batman - Club Romaní - Medea

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Hoy mi hermana tiene 21 años y yo 23, nunca volvimos a tener sexo, ni siquiera a besarnos en la boca, porque ambos sabemos que aquella noche irrepetible fue el sello de un simple amor de hermanos, que comenzo en el mismo momento en el que ella nació cuando yo tenia apenas dos añitos y durará hasta que no estemos mas en esta tierra. Lo nuestro no era carnal, solo lo fue esa noche porque asi lo sentimos los dos, pero inclusive en el momento mas caliente juntos ambos sabiamos que estabamos amandonos como hermanos que somos y que eso no volveria repetirse, solo estabamos marcando a fuego para siempre nuestro amor de hermanos. Aunque suene dificil de entender asi fue. Agustina siempre será mi hermana menor, esa chiquita con la cual creci y comparti mi vida desde que tengo uso de razón, a la que seguire cuidando hasta el dia en que me muera y a la que seguire amando incondicionalmente como mi hermana de sangre que es.

2. Como a las tres de la mañana, mientras bailábamos, algo cambió en mi, de repente empecé a mirar a Agustina como nunca antes lo había hecho. Si bien varias veces habiamos salido a bailar siempre ibamos con amigos y como es logico yo no iba a los boliches para bailar con mi hermana. Si a lo largo del tiempo habiamos bailado algun que otro temas juntos alguna vez, pero no era costumbre, y mucho menos estar toda una noche bailando juntos lo que conlleva logicamente a tener cierto contacto fisico. El hecho es que no estaba mirando a Agustina como mi hermana de sangre que era, sino como la hermosura de mujer que es. Su hermoso pelo castaño, sus labios insinuantes, su piel trigueña, su alegría, su frescura, su dulzura y su hermoso cuerpo. Pero ella estaba tan entregada al baile y la diversion que no lo notó.

3. De repente, y poniendo las manos sobre mis apretados glúteos me ayudabas e incitabas a agilizar el ritmo. Poco guanté en esa posición por lo que exploté vertiéndome encima de aquello q se ponia por delante. Te miré te miré con cara de preocupación, pero por poco tiempo. Sabía exactamente lo que querías, y yo estaba ahi. Después de limpiarme un poco me coloqué justo detrás tuya, los dos permanecíamos tumbados en la cama, yo te abrazaba mientras q besándote el cuello palpaba rápidamente tus ahora durísimos pezoncitos. Así, intruducí de nuevo mi aún erecto falo en tu húmedo aparato que siempre me atraía. con movimientos fuertes y rápidos decidí ayudarme de mi mano que pasó del duro pezón al pequeño botón que tan alto placer te causaba.Masageándo mientras te penetraba, cada vez me costaba más mantenerme así. Tus pequeños gemidos rompían en la habitación dandome más y más ganas. No tardaste mucho en explotar de placer mientras respirabas fuertemente. Todabía exsausto te besé tiernamente un momento, y pasé a acurrucarte bajo mi hombro. Permanecí besándote la frente hasta darme cuenta que te quedaste dormida.

4. Nuestras caderas se movían al mismo compás y tú te adentrabas más y más fuerte haciéndome gemir de placer a cada instante. Besé tu rostro en cada golpe que dabas y mis piernas te abrazaban, te jalaban y aprisionaban para no dejarte ir. Hábilmente nos sentamos, quedando frente a frente siendo aun uno; mis ojos se hallaron con los tuyos, perdiéndose en la inmensidad y el deseo. Mi cadera danzaba rítmicamente y tu boca matizaba completamente mi rostro. Tomaste mi cadera empujándola hacia ti, yo podía sentir la dureza y la forma perfecta en que encajábamos. Involuntariamente salían suspiros y murmurábamos palabras entrecortadas desde el profundo de nuestro ser.