Sexo Barcelona

Sexo profesional de pago en Barcelona

Mi nombre es Angelina. Soy una joven belleza de Puerto Rico, de sensuales labios y voluptuosos pechos. Mis piernas son largas, terminadas en el vértigo de unas caderas firmes, que resguardan el más preciado de los tesoros. Soy ardiente y apasionada. Cada encuentro conmigo es una experiencia única. Enciende mi deseo y te envolveré en una espiral de sensualidad y pasión. Cuidaré todos los detalles, para que cada momento a mi lado, sea inolvidable.

Vivo sola en un apartamento discreto y muy confortable, lo cual nos permitirá estar relajados, conversando sin prisas, seducirnos, tener el mejor sexo juntos. Ven a conocerme y disfruta del mejor sexo en Barcelona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Sexo Barcelona

Sexo de lujo en Barcelona

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Agencias de escorts - Acompañantes de lujo - Masajes eroticos - Burdeles - Chicas de compañía - Contactos eróticos - Locales de intercambio - Anuncios de sexo - Modelos - Putas de lujo - Azafatas - Apartamentos por horas - Señoritas de compañía - Clubes de relax - Chicas de alterne - Damas compañía - Escorts independientes - Call girls - Pisos de relax - Clubs de alterne - Prostitutas de lujo - Scorts de alto standing - Callgirls - Tantra - Saunas eróticas - Putas a domicilio - BDSM - Salidas a hoteles y domicilios - Sado erótico - Prostíbulos - Casas relax -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Baronet - Casanova59 - Club Riviera Castelldefels - Habana - Club Romaní - Sauna Yuma - Cuore Cabaret - Dollar Club - Paraíso Privee - Bacarra - Gran via 532 - Pretty Woman - Azul - Platinum - Enigma - Basinger - Aribau 64 - Club Eros - Showgirls - Equus - Club Free - Comendadoras - L´hibou - Saratoga - Hot Madrid

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Hubo un tiempo, unos años atrás, que ella dudaba respecto a su forma de vestir, y optó por la informalidad, por la mediocridad, por no querer llamar la atención. Le asqueaba, en ese período, que un hombre desconocido pudiera tener pensamientos impuros con ella por el simple hecho de verle más campo de piel desnuda. Pero eso ya quedó atrás, ya no se preocupaba por ello, ahora todo resultaba un juego más, un juego de pareja. A ella le encantaba sentirse observada, teniendo la confianza de su novio; él adoraba jugar de ese modo junto a Mónica, sabiendo con seguridad que ella le era totalmente fiel. Habían llegado a un punto de la relación que no había secretos entre ambos, no había lugar a ello, la confianza era total, y si alguna vez sucediera algo, se lo contarían enseguida.

2. Le quité la ropa mientras ella me quitaba la mía, ella se estiró y yo tras ver su coño rasurado solo me dieron ganas de comérmelo y eso hice... empecé lamiendo con suavidad los contornos de su clítoris y con la mano derecha acariciando su vagina, ella empezó a agitarse y a gemir, fue cuando empecé a pasar la lengua por su clítoris haciendo movimientos rápidos, contra más rápido movía la lengua más grande era su placer y mi mano no pudo resistirse en entrar en su vagina. Sus gemidos eran cada vez más altos y su cuerpo se retorcía de placer… fue cuando mi polla entró en acción, se la metí y puse sus piernas sobre mis hombros para que así pudiera entrar con más profundidad, su voz cada vez se hacía más frágil cosa que hacía ponerme más caliente, luego ella se puso encima de mi y le pedí que me cabalgara rápido, ella aceptó y se empezó a agitar, pero no fue hasta que la puse a cuatro patas que nos corrimos tras un arranque de fuerza que le provocó comerse la almohada tras la fuerza con la q le estaba penetrando. Fue genial y acabamos reventados, aunque sabíamos que aquella no iba a ser la única vez aquel día...

3. Estuve un rato tomando el sol boca arriba, cuando me aburrí de esa postura me di la vuelta, ella seguía leyendo, me armé de valor y le dije: -Un libro muy interesante, una autentica obra maestra.- Giró su cabeza y me miró a los ojos. Con una calida voz suave me respondió: -Sí es muy interesante, la verdad es que se agradece tener un libro entre manos cuando se pasa tanto tiempo sola de aquí para allá.- Le pregunté que como es que pasaba tanto tiempo sola y me respondió que se debía a que trabajaba como ejecutiva de una multinacional y se pasaba el día de viaje. Poco a poco la conversación se fue animando. Me dijo que se llamaba Laura. Mientras hablábamos no podía evitar que mi mirada se dirigiera de continuo a sus pies, eran preciosos. Nos levantamos y nos dirigimos al bar de la piscina. Seguimos nuestra conversación, ella se dio cuenta de que me fijaba en sus pies. En un momento dado me miró a los ojos fijamente y cruzó las piernas sobre la banqueta del bar de tal manera que su pie descalzo pegaba sobre mi muslo interior. Seguí la conversación como si nada, intentando evitar su mirada porque me dejaba el alma congelada. Estuvimos toda la tarde hablando, cogimos confianza. Nos caímos tan bien que decidimos quedar para ir a cenar por la noche. Le dije que iríamos a un restaurante que conocía de cuando tenía reuniones de negocios, era del estilo de la nueva cocina, pertenecía a un destacado alumno de la escuela de Ferrán Adriá. Quedamos a las nueve y cada uno se retiró a su habitación a ducharse y vestirse.

4. Las canciones pasaban y al tenerla agarrada de la cintura, estando abrazados junto con otras parejas en el centro de la pista, empezamos a hablar un poco de todo, boludeces, pero los rostros muy cerca uno del otro ya que la musica sonaba bien fuerte. cada vez que acercabamos nuestros rostros sentía su aliento, excitante, tibio, y sus labios atrayentes cada vez mas cerca de los mios. Cada segundo que transcurría hacia que nuestros rostros se acercaran mas y más. Al mismo tiempo, el abrazo cambió y yo cada vez la acercaba más y me la acomodaba entre el nicho que formaban mis brazos y mis piernas. Ella parecia estar muy a gusto, en si no era raro el hecho de que seamos cariñosos entre nosotros, siempre fuimos muy afectusos el uno con el otro, Pero evidentemente para mi en ese momento las cosas estaban siendo algo distintas. Luego mientras bailabamos yo le acerque mi rostro y le pregunte: "La estas pasando bien agus?" a lo que ella respondió: "la estoy pasando muy bien ale, hace mucho que no la pasaba tan bien", la mire fijo y le dije: "sabes que te quiero mucho hermanita?" "si, y yo a vos hermanito", dijo ella.