Relax Madrid

Anuncios de relax en Madrid

Hola chicos, soy Natsuki, tu nueva escort Japonesa en Madrid. Me considero una chica divertida que ama el placer y que sabe lo que le gusta. Puedo hacer que tú consigas los picos de placer en un instante a través de la dulce tortura de mis caricias. Soy dulce y te trataré con mucho cariño y dulzura. No te arrepentirás en ningún momento de tu encuentro conmigo, ya que te haré el hombre más feliz del planeta. Te daré todo lo que has estado soñando durante mucho tiempo. Me gustaría recibirte en mi apartamento privado o, si no, visitarte en tu hotel. Sólo pido que me avises con tiempo suficiente, me mandes un mail o me escribas un WhatsApp. Te estoy esperando para vivir nuestro encuentro.

Relax, sexo, pasión, una chica de compañía con la que relajarse o excitarse ... Si te apetece un intenso intercambio de caricias, besos y pasión, visíta mi dulce alcoba y vivirás el mejor relax en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Relax Madrid

Clasificados relax

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Modelos - Saunas eróticas - Escorts independientes - Callgirls - Locales de intercambio - Tantra - Salidas a hoteles y domicilios - BDSM - Agencias de escorts - Scorts de alto standing - Burdeles - Prostitutas de lujo - Acompañantes de lujo - Chicas de compañía - Casas relax - Call girls - Putas a domicilio - Masajes eroticos - Putas de lujo - Contactos eróticos - Sado erótico - Pisos de relax - Apartamentos por horas - Señoritas de compañía - Clubs de alterne - Anuncios de sexo - Clubes de relax - Azafatas - Chicas de alterne - Prostíbulos - Damas compañía -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Club Eros - New Tuset - Eden - Saratoga - Club Free - Agencia Sexy Nights - La vie en Rose - Nyoman - Cotton Club - Thermas - Medea - O´Dely - Club Starlets - Pretty Woman - Baronet - Aribau 64 - Sauna Yuma - Habana - Club Romaní - Paraíso Privee - Casanova 59 - Bacarra - Showgirls - Basinger - Platinum

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Nos abrazamos fuertemente mientras me recostaba sobre la mesa, a la vez que volcaba las copas y el tipo del bar se iba, bajaron las luces y todo fue besos, caricias, quejidos, susurros de esos que te hacen temblar y, mi cuello, pobrecito del..... recibía los mejores besos que jamás a recibido. Mis senos, calientes de tantas caricias, salieron de mi sostén blanco tal cual fueran alimentar un bebe, y él, tiernamente, poso esos exquisitos labios en ellos, mientras una de sus manos se colaba bajo mi falda buscando mi secreto, ese que luego recibiría todo el fuego de aquel tipo desconocido. Después de aquel encuentro furtivo, y de tener sexo en un bar solo para nosotros dos, jamás volví a estar con él, ni siquiera supe su nombre, solo me quedo el lindo recuerdo de un macho riquísimo que me amó como si hubiera estado guardando esa pasión para mí durante mucho tiempo y al cual, mientras gemía disfrutando de tanto placer en medio de un desenfrenado mete y saca, desnudos sobre una mesa, mirándonos lujuriosamente, llamé Víctor.

2. Antes de que la excitación acabara con el juego ella se detuvo, él estuvo a punto de quejarse pero ella se lo impidió con un gesto de sus brillantes ojos. Él guardó silencio, estaba disfrutando de la sensación de sentirse dominado, era algo nuevo para él que siempre había controlado la situación, seguramente porque nunca había llegado a confiar plenamente en ninguna de las mujeres que compartieron su cama, pero con Yadira era distinto, confiaba en ella plenamente, la deseaba tanto que le dolía, tanto que no le hubiera importado caer por su espada, aunque, claro está, prefería mil veces compartir su lecho y disfrutar de los placeres que su cuerpo escondía.

3. Te saque la playera y tu piel se fundió a la mía, metí mis manos entre los dos y lentamente desabroche tu pantalón. Te fui desvistiendo hasta quedar desnudos los dos. Tu virilidad exhalaba calor y quemaba mi vientre a su contacto. Acomodamos el cobertor entre las flores y su olor, que ya empezaba a mezclarse con el tuyo y el mío. El aire suave y cálido acariciaba nuestra piel convirtiéndose en nuestro cómplice y creándonos mayores sensaciones.Enrede tu cuerpo al mío, al mismo tiempo que tus besos llenaban mi boca. Sentí tu lengua viajar por cada surco de mi piel. Tus manos tibias acariciaban lentamente mi espalda, mi cadera, mis nalgas, sobandolas, apretándolas y suavemente abriéndolas. Bajaste hasta mis pies y besaste cada uno de ellos, cada dedo, cada espacio.

4. Caí rendida ante ti, reuniéndose dulcemente nuestros cuerpos. El momento era perfecto, las flores, ese cielo repleto de estrellas, la luna inundándonos de fosforescencias, el aire cálido y suave rodeándonos, tu cuerpo y el mío, aun entretejidos. Cerré los ojos y sin darme cuenta, me perdí en la oscuridad. ¡Desperté sobresaltada en la madrugada y tú no estabas a mi lado! Tristemente me di cuenta que solo había sido un sueño, no obstante tu estabas por llegar, así que apresuradamente me vestí, con la esperanza de que mi sueño se hiciera realidad, y quizá... ¡Yo ayudaría a que eso pasara!