Relax Madrid

Anuncios de relax en Madrid

Hola, amor. ¿Eres de los que piensan que las mujeres de exótica belleza están especialmente dotadas para dar y recibir placer? Si eres de los que lo piensan, estás de suerte. Estoy aquí para reafirmarte en tus creencias. Si tienes tus dudas sobre la veracidad de esa afirmación, ven a conocerme y te demostraré hasta qué punto es cierta. Que no te asuste mi mirada felina ni mi cuerpo de pantera ni mis curvas de escándalo. Soy mimosa como una gatita y dulce como una novia que quisiera entregar a su pareja lo mejor de sí. Eso sí, si tú me lo pides, me convertiré en una fiera en celo que podrá despedazarte a base de caricias, besos y todas las travesuras eróticas que puedas imaginar. Llámame. Me llamo Mónic y conmigo vivirás una increíble experiencia. Sensualidad y exotismo, pasión y dulzura: eso es lo que te ofrezco. Ven a buscarlo.

Relax, sexo, pasión, una chica de compañía con la que relajarse o excitarse ... Si te apetece un intenso intercambio de caricias, besos y pasión, visíta mi dulce alcoba y vivirás el mejor relax en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Relax Madrid

Clasificados relax

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Locales de intercambio - Damas compañía - Call girls - Callgirls - Sado erótico - Escorts independientes - Burdeles - Señoritas de compañía - Apartamentos por horas - Clubs de alterne - Azafatas - Tantra - Clubes de relax - Salidas a hoteles y domicilios - Saunas eróticas - Modelos - Putas de lujo - Chicas de compañía - Agencias de escorts - Casas relax - Pisos de relax - Masajes eroticos - Prostitutas de lujo - Scorts de alto standing - Chicas de alterne - Contactos eróticos - Anuncios de sexo - Acompañantes de lujo - Putas a domicilio - BDSM - Prostíbulos -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Club Riviera Castelldefels - Jobe y el amor - Paraíso Privee - Comendadoras - Habana - Aribau 64 - Cuore Cabaret - Platinum - Showgirls - Dollar Club - Thermas - Enigma - New Aribau - Bailen 22 - Hot Madrid - L´hibou - Saratoga - O´Dely - Pretty Woman - La Estrella - Basinger - Charlie Club - Nyoman - Sauna Cristal - Casanova59

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Grande fue mi asombro al salir y encontrarle tendido en la cama profundamente dormido. Ahí estaba yo pensando en el destino y el se había quedado dormido con la música de Chopin como fondo. Alguien podría haberse enojado pero a mi solo me producía inmensa ternura verle allí dormido, su respiración acompasada y sus manos reposando sobre la almohada. Yo, con un desacostumbrado arrojo me libere de la toalla y me senté a su lado en la cama. Con cuidado de no despertarlo le quite sus zapatos, me tumbe a su lado arropándonos con una sabana blanca y finalmente abrazada a su espalda y sintiendo mi cuerpo desnudo y aun fresco por la ducha pegado al suyo tibio y cubierto por un jeans y una camiseta. Al poco rato de escuchar el ritmo regular de su respiración y sentir el sube y baja de su pecho, yo también me quede dormida.

2. La miré y me volvió a invitar a perderme entre sus piernas separando las rodillas levemente. Me volví a acercar a su preciosa fuente de placer para beber de ella. Esta vez busque su clítoris con ansia y lo encontré, jugué con él poniéndolo entre mis labios, sintiendo su dureza mientras le metía dos dedos por su vagina. A Laura se le ahogo un pequeño grito, se estaba viniendo sobre mi. Su raja estaba húmeda, sus fluidos se repartían entre la cama, mi boca y mis manos. Me separé de ella y subí mis labios hacia sus pezones. Sus pechos eran firmes y turgentes con forma de perita, tenía las aureolas claras y los pezones duros como piedras. Me metí uno de ellos en la boca y lo chupé con fuerza. Succione fuerte como si fuera un bebé hambriento. Ella cogió mi miembro que estaba ya que no podía más y me lo agarró con firmeza. Movía su mano arriba y abajo con fuerza masturbándome con ritmo pausado pero electrizante. Subí mis besos hacia su cuello, le besé la cara y la boca. –Sabes a mí- me dijo. Estuvimos un rato así, nos besábamos mientras ella me masturbaba. Me coloqué encima de ella y con la punta de mi pene empezó a masturbarse, se lo frotaba contra el clítoris. Estuvimos mucho tiempo así, estaba a punto de correrme y como si lo hubiera intuido me soltó.

3. Así que Mónica no llevaba ropa interior. No era algo inusual en ella, incluso antes de iniciar su relación con Marcos ya lo había probado en diversas ocasiones. Le gustaba sentirse liberada de esas pequeñas prendas, aunque también sabía usarlas con enorme conocimiento cuando la ocasión lo requería. Al levantarse aquella mañana de la cama, junto a su novio, Mónica se duchó y se dispuso a escoger la ropa que se pondría aquel día. Empezando con el morbo habitual entre ellos dos, le preguntó a Marcos, en un tono socarrón, que deseaba que se pusiera para vestirse. Él, acostumbrado ya a estas preguntas, le respondió desde el baño que no era necesario que se pusiera nada. Se refería a la ropa interior, por supuesto. Mónica, ni corta ni perezosa, le hizo caso, y se vistió tal como se encontraba en esos momentos en unos grandes almacenes.

4. Hubo un tiempo, unos años atrás, que ella dudaba respecto a su forma de vestir, y optó por la informalidad, por la mediocridad, por no querer llamar la atención. Le asqueaba, en ese período, que un hombre desconocido pudiera tener pensamientos impuros con ella por el simple hecho de verle más campo de piel desnuda. Pero eso ya quedó atrás, ya no se preocupaba por ello, ahora todo resultaba un juego más, un juego de pareja. A ella le encantaba sentirse observada, teniendo la confianza de su novio; él adoraba jugar de ese modo junto a Mónica, sabiendo con seguridad que ella le era totalmente fiel. Habían llegado a un punto de la relación que no había secretos entre ambos, no había lugar a ello, la confianza era total, y si alguna vez sucediera algo, se lo contarían enseguida.