Relax Madrid

Anuncios de relax en Madrid

Hola, corazón. Los cuerpos perfectos acostumbran a ser el resultado de la perfecta combinación de una genética privilegiada y un cuidado constante. La primera sólo hay que atribuirla a la suerte. El cuidado, al esfuerzo diario. Mis medidas corporales me acercan a una perfección que es, sí, hija de la genética, pero también de ese esfuerzo que siempre he procurado realizar para que mis amantes me encuentren siempre estupenda y atractiva, sensual y erótica. Y es que no hay nada que pueda compararse al gozo de entregar lo mejor de una misma a la persona con la que tienes la ocasión de disfrutar de esa maravilla que es el sexo. A mí me gusta entregarme así en todos mis encuentros. Arrebatadora y tierna, implicada y ardiente, absolutamente natural… así dicen mis amantes que soy. ¿Quieres ser uno de ellos? A mí me gustaría mucho que lo fueras. Por eso estoy esperando tu llamada. ¡Ah!, por cierto: me llamo Paula. Ése es el nombre que te llevarás pegado a tus labios como un rico elixir.

Relax, sexo, pasión, una chica de compañía con la que relajarse o excitarse ... Si te apetece un intenso intercambio de caricias, besos y pasión, visíta mi dulce alcoba y vivirás el mejor relax en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Relax Madrid

Clasificados relax

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Putas a domicilio - Locales de intercambio - Prostitutas de lujo - Modelos - Sado erótico - Callgirls - Apartamentos por horas - Clubes de relax - Agencias de escorts - BDSM - Clubs de alterne - Tantra - Acompañantes de lujo - Chicas de compañía - Anuncios de sexo - Pisos de relax - Salidas a hoteles y domicilios - Casas relax - Señoritas de compañía - Escorts independientes - Call girls - Prostíbulos - Saunas eróticas - Azafatas - Contactos eróticos - Chicas de alterne - Masajes eroticos - Scorts de alto standing - Putas de lujo - Burdeles - Damas compañía -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios New Tuset - Equus - Habana - Baronet - Sauna Cristal - Casanova 59 - Basinger - Club Starlets - Tuset Barcelona - Sauna Yuma - Jobe y el amor - Saratoga - Club Barbie - Thermas - President - Comendadoras - L´hibou - Paraíso Privee - Pretty Woman - La Estrella - Platinum - Cotton Club - New Aribau - Club Eros - Pub Aribau 240

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Mónica pensaba en todo eso, quizá no era exactamente así, quizá su imaginación iba demasiado deprisa, pero le gustaba sentirse observada, ser el centro de atención… de hecho, le encantaba. Tenía un cuerpo bonito, atractivo para la gran mayoría de los hombres…y de no pocas mujeres. Bajo su minifalda se vislumbraban unos muslos bien bronceados, al igual que el resto de su piel (incluso la que no era visible), y que se veían tremendamente sensuales y deseables. El aspecto de sus piernas era inmejorable, y es que a pesar de ser una muchacha muy dinámica y que siempre andaba ocupada, siempre disponía de unos minutitos para cuidárselas, y sin vislumbrarse ningún rasguño ni irregularidad, su piel confería un aspecto fino y suave.

2. Subes a mi habitación, ya sabes el camino, te miras en el espejo del primer descanso, aseguras que todo este en su lugar, el maquillaje, tu peinado, las ropas que llevas puestas. Pienso para mí: agradezco la gentileza de venir tan bella hoy, me siento culpable de saber que tendré que descomponerlo. Una vez en la alcoba, mis manos te toman por la cintura, acercan tu cuerpo al mío, me gusta sentir tu piel, oler tu cabello, acariciar suavemente tus mejillas las cuales comienzan a sonrojarse. Una sonrisa sale de tu boca, esa mirada me hipnotiza, no me cansaría nunca de perderme en ella. Te beso apenas rozando tu labios, mordisqueo un poco tu barbilla, recorro el contorno de tu rostro con mi dedos hasta donde nace tu cabello y voy de vuelta. Beso tu cuello hasta al pabellón de tu oreja, mi lengua lame, se introduce, inquieta y atrevida.

3. La joven salió de su habitación, fue al cuarto de baño, lavó su cara y sus manos resignada y triste, enfadada, y, aún en pijama, entró a tomar el desayuno a la cocina. Masticaba la comida con desgana, cuando, sorprendida, miró por la ventana al cielo, y vio que estaba exactamente igual que en su sueño. Azul, con un sol espléndido, y sin rastro de nubes. Al principio se sintió extrañada, pero luego no le dio importancia, ya que, al fin y al cabo, estaban a finales de Abril, y era lógico que, con la primavera, los días de buen tiempo fueran numerosos. A ella le gustaban esos días, pero odiaba trabajar con tanto calor. Cuando hubo tomado un café y algo de comer, bajó a la tienda, y se dispuso a sacar las macetas a la calle para que recibieran directamente los beneficiosos rayos del sol, y tuvieran así algo de la luz que Ángela necesitaba en su vida, pero que, atada a su timidez, nunca conseguiría.

4. Te exigí que entraras en mi, formar un solo ser, llegar a la mas profunda unión de dos seres, mis labios inflamados estaban dispuestos a recibirte, sentí tu sexo duro, palpitante entrar poco a poco, llenar completamente mi espacio; tu cadera y la mía danzaron al mismo compás, mientras recorrías con tus manos cada pliegue de mi piel, el vaivén iba creciendo mas y mas a cada segundo, eras dueño del momento, cabalgabas lujurioso mi cuerpo y buscaste la manera de satisfacer mis anhelos inventando piruetas. Cerré mis ojos y concentre todo mi pensamiento en las sensaciones que estaban a punto de estallar, de repente nuestros cuerpos llegaron al espasmo, temblando involuntariamente, tu cuerpo lánguidamente cayo entre mis brazos, te estreche fuertemente tratando de fundir tu cuerpo al mío, disfrutando cada instante de ese dulce regalo, bese tu cara, tu sudor se mezclo al mío y por fin pude preguntar: ¿Cómo te llamas?