Masajes Madrid

Masajes eróticos y sensuales en Madrid

Hola. Me llamo Mar y soy una exuberante y al mismo tiempo discreta y culta escort valenciana. Mi pecho natural y mis curvas auténticas y de infarto hacen de mí la viva imagen de la sensualidad. En mí no encontrarás nada que no sea natural. Mis estudios universitarios y mi afán por aprender y enriquecer mi cultura me convierten en una mujer preparada, la compañía ideal para quedar bien en cualquier lugar y con la que disfrutar de una cita en la que el buen gusto y la lujuria vayan de la mano. Aficionada a los juegos de rol, podemos escenificar cualquier fantasía que desees hacer realidad. Entre mis pasiones destaca viajar (¿quieres que te acompañe a algún lugar?), la lencería fina y los zapatos de tacón. También me apasionan las películas X, los juguetes eróticos y colocarme un arnés para, gracias, a él, llevar a mis amantes hasta las cumbres más altas del placer. Soy tan ardiente como desinhibida. Por eso no tengo tabúes. De apariencia discreta, dentro de mí borbotea un volcán que está deseando dejar manar su lava. Ven y hazla brotar.

Masajes eróticos y sensuales, Tantra, cuerpo a cuerpo, lo que desees ... Soy una excelente masajista que te ofrece exquisitos masajes en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Masajes Madrid

Masajistas en Madrid

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Locales de intercambio - Saunas eróticas - Señoritas de compañía - Casas relax - Contactos eróticos - Damas compañía - Apartamentos por horas - Scorts de alto standing - Clubes de relax - Anuncios de sexo - BDSM - Chicas de alterne - Clubs de alterne - Salidas a hoteles y domicilios - Prostíbulos - Chicas de compañía - Call girls - Callgirls - Masajes eroticos - Prostitutas de lujo - Agencias de escorts - Putas a domicilio - Tantra - Acompañantes de lujo - Pisos de relax - Azafatas - Escorts independientes - Putas de lujo - Sado erótico - Modelos - Burdeles -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Viladomat 208 - Club Eros - Platinum - Club Romaní - Jobe y el amor - Nyoman - President - Sauna Cristal - Casanova 59 - Club Free - Kissme - Club Barbie - Eden - Agencia Sexy Nights - Charlie Club - Basinger - Club Starlets - Azul - La Estrella - Gran via 532 - Club Riviera Castelldefels - New Tuset - Cotton Club - Saratoga - O´Dely

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Hubo un tiempo, unos años atrás, que ella dudaba respecto a su forma de vestir, y optó por la informalidad, por la mediocridad, por no querer llamar la atención. Le asqueaba, en ese período, que un hombre desconocido pudiera tener pensamientos impuros con ella por el simple hecho de verle más campo de piel desnuda. Pero eso ya quedó atrás, ya no se preocupaba por ello, ahora todo resultaba un juego más, un juego de pareja. A ella le encantaba sentirse observada, teniendo la confianza de su novio; él adoraba jugar de ese modo junto a Mónica, sabiendo con seguridad que ella le era totalmente fiel. Habían llegado a un punto de la relación que no había secretos entre ambos, no había lugar a ello, la confianza era total, y si alguna vez sucediera algo, se lo contarían enseguida.

2. Mirando a través del escaparate vio a Marisa cruzar la acera en dirección a ella y pensó, por un momento, que no estaría mal que un coche pasara por encima de ella, dejándole el camino libre con Raúl. A pesar de lo que habían hablado en el hospital el joven y ella, no estaba nada convencida con lo que él le dijo, y quería a toda costa acabar a su lado, si cabe, ahora más que nunca. Y ya no pensaba ser ella la que siempre sufriera. Durante el tiempo que había estado en cama, se había dado cuenta de que nadie mostraba sinceridad al hablar con ella en el hospital, sólo sus padres. Ni las vecinas, ni las compañeras del instituto que la conocían de toda la vida. Nadie. Todos la miraban como a un bicho raro, una incomprendida, algo inferior, enfermo, despreciable, y pensó, por una vez, en su felicidad, y no en lo que pudieran pensar los demás al verla hacer las cosas. La chica tímida y vergonzosa se había transformado en la chica fría y egoísta.

3. Entre en la habitación, te encontrabas de espaldas, secando las pequeñas gotas de agua en ti, disfrute observando tu cuerpo varonil, tu enorme espalda, tus nalgas duras y apretadas, sentiste mi mirada y giraste suavemente para dedicarme una sonrisa, tenias algo de prisa te esperaba un día de arduo trabajo en la oficina, pero yo no estaba dispuesta a que te fueras tan pronto, insinué que tenia una sorpresa que no podía esperar, te quedaste pensando que posición tomar, me acerque a ti y te brinde mi boca, me diste un beso rápido y me dijiste "en la noche", pero yo busque tu sexo mientras introducía mi lengua en tu boca, sentí tu indecisión, mis manos son expertas en tu cuerpo, inmediatamente sentí la respuesta a mis caricias, baje hasta él y lo recorrí dejándolo completamente húmedo y lleno, mientras mis manos recorrían tus nalgas con la yema de los dedos, mis dedos buscaron tu raja sorprendido las apretaste, pero yo inmediatamente absorbí tu verga con mi boca y poco a poco la tensión fue disminuyendo.

4. Grande fue mi asombro al salir y encontrarle tendido en la cama profundamente dormido. Ahí estaba yo pensando en el destino y el se había quedado dormido con la música de Chopin como fondo. Alguien podría haberse enojado pero a mi solo me producía inmensa ternura verle allí dormido, su respiración acompasada y sus manos reposando sobre la almohada. Yo, con un desacostumbrado arrojo me libere de la toalla y me senté a su lado en la cama. Con cuidado de no despertarlo le quite sus zapatos, me tumbe a su lado arropándonos con una sabana blanca y finalmente abrazada a su espalda y sintiendo mi cuerpo desnudo y aun fresco por la ducha pegado al suyo tibio y cubierto por un jeans y una camiseta. Al poco rato de escuchar el ritmo regular de su respiración y sentir el sube y baja de su pecho, yo también me quede dormida.