Masajes Madrid

Masajes eróticos y sensuales en Madrid

Hola, ¿qué estás buscando? ... Me llamo Gloria, soy una preciosa modelo ucraniana. Me caracteriza mi juventud, elegancia, inteligencia, seriedad y discreción. Soy una diosa del sexo, en la cama y fuera de ella. Soy una mujer educada y culta, que te seducirá con su encanto y su sensualidad. Me encantará ser tu compañía en viajes, veladas o cualquier situación social que quieras proponerme. Soy una mujer con una vida activa, pero me gusta cuidarme. Compagino mi trabajo como escort con la danza moderna y la moda. Mi deseo es estar siempre fabulosa, pues considero que la primera cita que tengo todos los días, es conmigo misma. Cuido mi aspecto con mucho detalle, para atraer tus caricias. El sexo es mi pasión y adoro innovar en mis relaciones. Me excita pensar cómo será nuestro primer encuentro, íntimo, excitante y muy pasional. Me interesan únicamente los caballeros cultos, sensibles, que sepan cómo tratar a una verdadera dama. Soy una acompañante totalmente liberal, muy cálida. Deseo entregarme a ti y poder hacer volar tu imaginación y cumplir tus fantasías, porque sé que te mereces lo mejor de la vida y, por supuesto, del amor y del sexo.

Masajes eróticos y sensuales, Tantra, cuerpo a cuerpo, lo que desees ... Soy una excelente masajista que te ofrece exquisitos masajes en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Masajes Madrid

Masajistas en Madrid

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Putas de lujo - Saunas eróticas - Clubs de alterne - Scorts de alto standing - Escorts independientes - Pisos de relax - Salidas a hoteles y domicilios - Masajes eroticos - Apartamentos por horas - Clubes de relax - Putas a domicilio - Casas relax - Damas compañía - Agencias de escorts - Modelos - Call girls - Anuncios de sexo - Prostitutas de lujo - Tantra - Callgirls - Prostíbulos - Azafatas - Acompañantes de lujo - Chicas de alterne - Sado erótico - Chicas de compañía - Contactos eróticos - Locales de intercambio - Señoritas de compañía - Burdeles - BDSM -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Club Eros - Sauna Cristal - Club Barbie - Sauna Yuma - Eden - Platinum - Casanova59 - Dollar Club - Baronet - Club Romaní - Thermas - New Tuset - Comendadoras - Gran via 532 - Batman - La vie en Rose - Enigma - Bacarra - Agencia Sexy Nights - Club Free - Showgirls - Casanova 59 - Cuore Cabaret - Club Riviera Castelldefels - Tuset Barcelona

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Me empujó para dejarme boca arriba. Se sentó sobre mí, dejando su culo contra mi boca. Agarró con su boca mi miembro y empezó a lamerlo. Introdujo el glande mientras con la mano me masturbaba. Yo tenía su ano frente a mí, pasaba mi lengua entre el final de sus labios mayores y su precioso agujero, iba y venía con mi lengua, metí un dedo en su culito y noté como se contraía. –Por favor no, sólo con la lengua.- le hice caso, para mi primaba su disfrute. Me olvidé de mis dedos y use mi lengua para acariciarlo. Ella me estaba proporcionado un placer inmenso. Notada como su pelo caía sobre mis piernas alrededor de su cabeza que estaba hundida sobre mi pene erecto. Al poco se levantó y alejó su culo de mi cara mientras decía: -Penétrame.- Dicho esto se sentó sobre mí, dándome la espalda, clavándome en su ser. Su vagina se amoldaba a mi miembro. Lo envolvía dándole cobijo y protección, haciendo que mis piernas empezaran a temblar de placer. Cabalgó sobre mí, notaba como sus músculos se tensaban. Se movía con rapidez moviendo su cadera mientras yo lo único que hacía era intentar concentrarme para no venirme. Mientras le acariciaba sus pies que habían quedado a ambos lados de mi, los sujeté fuerte y los apreté. Me estaba llegando un torrente de placer y no era el único. Su vagina se aferraba con numerosas contracciones que delataban que ambos estábamos en un orgasmo conjunto. Me vacié dentro de ella, la habitación olía a sexo.

2. Notas fluidas de jazz creaban un ambiente sensual, nos abrazamos por un largo rato percibiendo aromas y sintiendo nuestros cuerpos. Tu cadera estrecha y el roce de tus dedos me invaden con deseos de lujuria. -beso tu cuello sintiendo la delicadeza de tu piel, su finura- beso tus mejillas y unimos nuestros labios, esos labios carmin que me hipnotizan-introduzco mi lengua en tu boca hasta fundirlas- me encantan tus besos. Con delicadeza recorro tu cara, tus hombros deslizandome con cuidado hasta tu cintura. Deslizo mi mano hasta abrir el cierre de tu vestido, acaricio tu espalda, paso mi lengua por ella notando tus reacciones, saboreo tu piel y me excita. Me siento detras de ti y observo cada curva de tu cuerpo, eres hermosa y una diosa de mujer. Beso tu cuello mientras recorro tus piernas con ternura, pequeñas mordidas tersan tu cuerpo. Deslizo el vestido por tus hombros hasta descubrir tus senos cubiertos por un sosten de tela fina. Los recorro al tiempo que te muerdo con mayor fuerza. Noto que el contacto con el aire ha endurecido tus pezones y los recorro con mi dedos. Desabrocho tu sosten y dejo esos pechos al aire, los masajeo, los admiro.

3. Luego bajé sus piernas de mis hombros y rápidamente la abracé, pasando mi brazo izquierdo por encima de su hombro y nos volvimos a besar, no recuerdo haberme besado con una chica de la manera salvaje y sensual como lo hicimos esa noche con mi hermana agustina, recuerdo que nos comiamos vivos, ella dejaba escapar algo de su saliva y yo me la tragaba con un placer inconmensurable y viceversa, ella me pedia que dejara caer mi saliva por encima de sus labios para que ella la saborera primero con su lengua y despues nos besaramos salvajemente pasandonos nuestras salivas, no se, en otro momento y con otra persona me pudo haber parecido algo grotesco, pero con mi hermana estaba dispuesto a hacer TODO, e inclusive esto me exitaba mucho al hacerlo con ella.

4. Mónica pensaba en todo eso, quizá no era exactamente así, quizá su imaginación iba demasiado deprisa, pero le gustaba sentirse observada, ser el centro de atención… de hecho, le encantaba. Tenía un cuerpo bonito, atractivo para la gran mayoría de los hombres…y de no pocas mujeres. Bajo su minifalda se vislumbraban unos muslos bien bronceados, al igual que el resto de su piel (incluso la que no era visible), y que se veían tremendamente sensuales y deseables. El aspecto de sus piernas era inmejorable, y es que a pesar de ser una muchacha muy dinámica y que siempre andaba ocupada, siempre disponía de unos minutitos para cuidárselas, y sin vislumbrarse ningún rasguño ni irregularidad, su piel confería un aspecto fino y suave.