Masajes Barcelona

Masajes eróticos y sensuales en Barcelona

Hola, soy Esther, una mujer alta, atractiva y profesional. Dicen que mis manos son una auténtica delicia. Soy quiromasajista, realizo todo tipo de masajes y me adapto a tus necesidades: deportivos, tonificantes, relajantes … siempre con todo el mimo y la dulzura que te mereces y dándote el mejor acabado: Tantra, body-body, cubana, prostático y también nuru masaje… Estas son algunas de mis tarifas: Relajación manual: 60 euros, 50 minutos y 45 euros, media hora. Tantra: 80 euros, 1 hora y 55 euros, media hora. Masaje interactivo: 100 euros, 1 hora y 65 euros, media hora. Sexo oral: 120 euros, 1 hora y 75 euros, media hora. Con relación: 150 euros, 1 hora y 15 min. aprox. y 90 euros, 40 minutos. Si es a domicilio u hotel lleva suplemento 20 euros.

Soy masajista profesional por ello en mis servicios incluyo una sesion del mejor masaje relajante complementado con cuerpo a cuerpo. La sensacion de mis pechos rozando tu cuerpo, experiencia digna de vivir. Mi cuerpo joven te transportará al más alto placer. Masajes eróticos y sensuales para disfutar mejor de la vida. Ven a conocerme y disfrutar de los mejores masajes en Barcelona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Masajes Barcelona

Masajistas en Barcelona

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Tantra - Salidas a hoteles y domicilios - Anuncios de sexo - Clubes de relax - Putas a domicilio - Masajes eroticos - Callgirls - Casas relax - Prostitutas de lujo - Contactos eróticos - Azafatas - Pisos de relax - Prostíbulos - Chicas de compañía - Damas compañía - Escorts independientes - Apartamentos por horas - Scorts de alto standing - Chicas de alterne - Sado erótico - Modelos - BDSM - Señoritas de compañía - Locales de intercambio - Saunas eróticas - Acompañantes de lujo - Burdeles - Agencias de escorts - Clubs de alterne - Putas de lujo - Call girls -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Alexia - Pretty Woman - Club Riviera Castelldefels - Agencia Sexy Nights - Sauna Yuma - Gran via 532 - Kissme - Saratoga - Club Lexis - Hot Madrid - Azul - Paraíso Privee - Dollar Club - Showgirls - Comendadoras - La vie en Rose - Casanova59 - Baronet - Club Romaní - Pub Aribau 240 - Cuore Cabaret - Aribau 64 - Eden - New Aribau - Habana

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Mientras tanto sus manos recorren con vehemencia los contornos de mi cuerpo, su boca se posa en mi cuello y traza un trayecto lineal pasando por mi pecho hasta mi ombligo y aun mas abajo hacia ese lugar en el que hasta el momento nadie se había acercado. Su lengua roza el contorno superior de mi pubis y creo desfallecer ( recuerden que me había hecho una depilación brasileña ) de lo sensible que estaba en ese punto de mi femenino ser. Su nariz absorbe mi olor y me parece el gesto mas erótico que ojos algunos hayan visto. No sentí ni vergüenza ni nada, solo un inefable placer que me hacia gemir sin intermisión. Sus labios se apoderaron de mi ser y ya no pude pensar mas. Su lengua recorría mis pliegues, saboreaba mis fluidos y mis manos mientras estaban sobre su cabeza acariciándolo y a la vez urgiéndolo a que no parase ese el placentero tratamiento que me infligía. Hasta que por fin supe lo que era un orgasmo, lo que significaba que tu ser se fraccionara en miles de pequeñas porciones y luego se volvieran unir, encajando una en las otras como si fuese un rompecabezas. Sentía como mi cuerpo se contorsionaba causa de los temblores y lo abrace. El se recostó junto a mi y me beso. Su sabor y el mío se entremezclaban resultando, pecaminoso, embriagante como un néctar alucinógeno.

2. Al pararme noto que tengo una ereccion como nunca- y no es para menos- beso tus labios y recorro tu pecho admirando esos senos preciosos coronados por un pezon grande, los recorro con mi lengua y mis dientes, tu respiracion aumenta al igual que mi excitacion. Los lamo con determinada pasion los muerdo cada vez mas fuerte y a mayore velocidad. Beso tu vientre y paso mi lengua lentamente por tu ombligo y retiro el vestido pòr completo. Llevas una tanga deliciosa nunca te desee como ahora arranco lo demas de turopa y recorro el calor de tu entrepierna, el olor me cautiva y me excita aun mas.

3. Le quité la ropa mientras ella me quitaba la mía, ella se estiró y yo tras ver su coño rasurado solo me dieron ganas de comérmelo y eso hice... empecé lamiendo con suavidad los contornos de su clítoris y con la mano derecha acariciando su vagina, ella empezó a agitarse y a gemir, fue cuando empecé a pasar la lengua por su clítoris haciendo movimientos rápidos, contra más rápido movía la lengua más grande era su placer y mi mano no pudo resistirse en entrar en su vagina. Sus gemidos eran cada vez más altos y su cuerpo se retorcía de placer… fue cuando mi polla entró en acción, se la metí y puse sus piernas sobre mis hombros para que así pudiera entrar con más profundidad, su voz cada vez se hacía más frágil cosa que hacía ponerme más caliente, luego ella se puso encima de mi y le pedí que me cabalgara rápido, ella aceptó y se empezó a agitar, pero no fue hasta que la puse a cuatro patas que nos corrimos tras un arranque de fuerza que le provocó comerse la almohada tras la fuerza con la q le estaba penetrando. Fue genial y acabamos reventados, aunque sabíamos que aquella no iba a ser la única vez aquel día...

4. Entro en la habitación, ésa que decoraste especialmente para nuestros apasionados encuentros, con telas de color rojo, tanto en las cortinas como en la ropa de cama e incluso vistiendo las paredes de telas de raso rojas. Tú me sigues, abro el balcón y salgo para observar la luna, apoyada sobre la baranda elevo mis ojos al cielo. Te acercas a mí, me abrazas por detrás, pegas tu cuerpo al mío y noto tu sexo erecto sobre mi culo. Siento tu boca sobre mi nuca, la besas suavemente y mi cuerpo se estremece. Ninguno de los dos dice nada, los sentidos, los gestos, hablan por nosotros. La luna nos observa desde su azul firmamento. Tus manos se posan sobre mis caderas, las acaricias con suavidad, mientras sigues besando mi cuello, en un dulce camino hasta mi hombro derecho, que muerdes suavemente, mientras tus manos acarician mi vientre y suben la falda del vestido, para acariciar mis muslos apaciblemente.