Contactos Valencia

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Soy Julia, una belleza española que destaca por su sensualidad, elegancia y estilo. De figura esbelta, delgada y precioso pecho. Apasionada, implicada, sexy, dulce, femenina, inteligente y sensual. Me encanta conocer caras nuevas y disfrutar de momentos inolvidables. Además de ser una espectacular amante, puedo ser una mujer de sociedad que estará siempre a tu disposición para acompañarte en cenas, veladas y viajes de negocios o placer. Te ofrezco todos los servicios excepto sexo anal. Si deseas conocerme mejor, no lo dudes, te espero. Podemos tener una cita para charlar, relajarnos o relacionarnos sexualmente en la comodidad de tu hotel o en unos acogedores, discretos y elegantes apartamentos en el centro de Madrid. Horario: De Lunes a Jueves de 10h a 2h. Los Viernes, Sábados y Domingos mi disponibilidad es full time.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Valencia, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Valencia.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Valencia

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Chicas de compañía - Damas compañía - Saunas eróticas - Clubs de alterne - Locales de intercambio - Burdeles - Prostíbulos - Call girls - Casas relax - Prostitutas de lujo - Apartamentos por horas - Clubes de relax - Callgirls - Pisos de relax - Putas de lujo - Chicas de alterne - Sado erótico - Acompañantes de lujo - Putas a domicilio - Contactos eróticos - Modelos - BDSM - Salidas a hoteles y domicilios - Agencias de escorts - Azafatas - Scorts de alto standing - Masajes eroticos - Anuncios de sexo - Escorts independientes - Tantra - Señoritas de compañía -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Club Barbie - Platinum - Eden - Club Romaní - Kissme - Dollar Club - Bacarra - Tuset Barcelona - Cotton Club - Jobe y el amor - La Estrella - Hot Madrid - Medea - Viladomat 208 - Cuore Cabaret - Casanova59 - Alexia - Gran via 532 - Club Eros - Baronet - Basinger - Pub Aribau 240 - New Tuset - Showgirls - Aribau 64

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Me entretuve un rato en tu entrepierna tocando tu coño por encima de tu tanga, pero tu con una de tus manos mientras yo acariciaba tu coño retiraste hacia un lado el tanga para que pudiera disfrutar de todas del amor que se desprendía de tu entrepierna, al sentir esa humedad y comprobar que querías que te tocase ahí y de esa forma empecé a bajarte los pantalones, que con tu ayuda resultó ser mas fácil y rápido, cuando dejaste al descubierto tal maravilla no pude contenerme y bajé mi cabeza hasta tu coño para poder saborear el amor que fluía del coño mas hermosa que había visto, empecé por besarlo pero pronto de besarlo y comencé a lamer los labios vaginales, hasta encontrar tu clítoris, la sensación fue tan agradable comprobar que cada vez que pasaba mi lengua Por él, tú te estremecías de placer, que mi estado era de éxtasis total, combinaba el lamer tu clítoris con leves mordisquitos en él, a la vez que introducía uno o dos dedos en la vagina. Cuando hacia esto podía escuchar tus gemidos de placer, gemidos que me seguían estremeciendo.

2. Cuando agus empezó a convulsionar con su acabada, puse su cabeza en mi cuello para poder metérsela un par de veces más hasta el fondo, sintiendo mi pija más exitada que nunca. Cuando senti que se venia aquella fuente de vida, blanca y espesa, abundante y avanzando rápidamente, le avise rapidamente a agus que iba a acabar; a lo que ella se me adelanto y me pidio que acabara en su boca; si estaba a mil revoluciones por segundo eso me acelero aun mas, ella sin saberlo estaba cumpliendo una de mis fantasias no cumplidas, acabar en la boca de una chica, y que mejor, era todo completito, iba a cumplir mi fantasia, la chica era mas que hermosa y encima era mi propia hermana Agustina... No me tarde mucho mas y acabe en la hermosa boquita de agus, la sensación creo que sera inigualable, el placer fue indescriptible, ver a agus llenarse la boca con mi semen fue lo maximo... y la imagen de ella mirandome directo a los ojos mientras me chupabala pija llena de semen jamas se borrara de mi mente, fue sublime! Luego la levante y la bese salvajemente, sin dudas ese será el beso mas maravilloso y exitante de toda mi vida, nos besabamos de manera hambrienta entrelazando nuestras lenguas llenas de mi semen, y en un pequeño momento de despegue nos volvimos a mirar a los ojos y con nuestras bocas chorreando semen me dijo: "te amo Alejandro", "Te amo Agustina" le dije yo, y nos volvimos a besar hasta quedarnos sin aliento...

3. Entro en la habitación, ésa que decoraste especialmente para nuestros apasionados encuentros, con telas de color rojo, tanto en las cortinas como en la ropa de cama e incluso vistiendo las paredes de telas de raso rojas. Tú me sigues, abro el balcón y salgo para observar la luna, apoyada sobre la baranda elevo mis ojos al cielo. Te acercas a mí, me abrazas por detrás, pegas tu cuerpo al mío y noto tu sexo erecto sobre mi culo. Siento tu boca sobre mi nuca, la besas suavemente y mi cuerpo se estremece. Ninguno de los dos dice nada, los sentidos, los gestos, hablan por nosotros. La luna nos observa desde su azul firmamento. Tus manos se posan sobre mis caderas, las acaricias con suavidad, mientras sigues besando mi cuello, en un dulce camino hasta mi hombro derecho, que muerdes suavemente, mientras tus manos acarician mi vientre y suben la falda del vestido, para acariciar mis muslos apaciblemente.

4. Me sigue sorprendido, preguntándose que estaré tramando. Entramos en la tienda y al pasar junto a un colgador de ropa cojo una prenda y sin vacilar me encamino hacía el vestuario seguida de él. Le miro, me sonríe, sé que sabe lo que estoy planeando. Nos metemos en el vestidor, dejó la prenda que he cogido colgada y él se sienta en el único taburete que hay en el pequeño cubículo. Me siento sobre él y empezamos a besarnos. De nuevo muevo mi sexo sobre el suyo, que en pocos minutos vuelve a estar erecto, noto como crece entre su cuerpo y el mío. Sus manos recorren mi espalda y me subo la falda hasta la pelvis para estar más cómoda. Siento como sus manos aprietan mi culo. Y entonces el deseo crece más en mí. Hacerlo en un lugar público me pone a mil y sé que a él también. Deslizo mis manos hacía su entrepierna y le bajo la cremallera del pantalón. Busco bajo el slip su aparato, mientras sus dedos se han adentrado ya entre mis braguitas y buscan mi sexo. Me estremezco al sentir como acaricia mis labios vaginales y como resigue el camino hacía mi clítoris. Entretanto he logrado sacar su pene del refugio y lo masajeo suavemente arriba y abajo sin dejar de besar su boca.