Contactos Ibiza

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Soy Victoria Barceló, una joven estudiante española de 24 años y modelo de imagen, gracias a mi exótico rostro y mi exuberante cuerpo. Me considero una chica discreta con mis relaciones. Sexualmente soy una amante completa que sabe disfrutar del sexo en todas sus expresiones. Apasionada, implicada, sexy y flexible, con la finalidad de proporcionar placer sin límites, al caballero que disfrute de mi compañía. A mi lado podrás disfrutar de servicios de lujo. Me consideran de una gran belleza, y no sólo por mi exuberante cuerpo, de curvas prietas y sugerentes, o mis pechos hermosos y generosos. Además poseo un rostro tierno y angelical que te cautivará, con unos grandes ojos verdes y una boca carnosa para deleitarte, una larga melena cuidada ... Soy dulce y femenina, pero a la vez soy salvaje y apasionada, inteligente, sensual, romántica, de carácter alegre, con sentido del humor, mucha simpatía y más cosas que te tocará descubrir ... Me gusta dotar mis relaciones de una gran naturalidad, disfrutando de nuestro momento con toda la tranquilidad. Miradas insinuantes, caricias pícaras ... mientras el erotismo y el deseo mutuo aumenta. Finalmente encontrarnos en la intimidad desatando la pasión, disfrutando de un placer sin límites; incrementado por un sexo oral natural hasta el final, cualquier postura dejando volar nuestra imaginación, un rico 69 o un delicioso sexo anal ... me encanta besar, acariciar y dejarme llevar por la pasión. Después de nuestro encuentro te deleitaré con un masaje relajante de cuerpo entero para que tus sentidos queden totalmente complacidos.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Ibiza, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Ibiza.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Ibiza

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Scorts de alto standing - Putas de lujo - Prostíbulos - Modelos - Call girls - Clubs de alterne - Chicas de alterne - Chicas de compañía - Casas relax - Burdeles - Acompañantes de lujo - Escorts independientes - Masajes eroticos - Apartamentos por horas - Anuncios de sexo - Contactos eróticos - Locales de intercambio - Saunas eróticas - Clubes de relax - Pisos de relax - Azafatas - Putas a domicilio - Sado erótico - Agencias de escorts - Callgirls - BDSM - Señoritas de compañía - Tantra - Salidas a hoteles y domicilios - Prostitutas de lujo - Damas compañía -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Batman - Sauna Yuma - Club Free - Cuore Cabaret - Platinum - Habana - Kissme - Sauna Cristal - Gran via 532 - Thermas - Nice - Azul - Club Lexis - Casanova 59 - L´hibou - Eden - La vie en Rose - Medea - New Aribau - Pretty Woman - Club Riviera Castelldefels - Viladomat 208 - Jobe y el amor - La Estrella - Club Eros

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Eso si, evidentemente esa no estaba siendo mi mejor noche en cuanto a levante y es por eso que al final para no dejarla solita ahi y para no quedarme parado mirando como los demas bailaban y se divertian la agarre agus de la mano y la lleve a la pista, "dale vamos a la pista que esto se puso buenisimo", le dije y ella acepto, seguramente en ese momento no era lo que hubiese imaginado como una noche de gran diversion, pensaba: uh!, ahora tengo que bailar con mi hermana, que "divertido", pero bueno en ese instante no habia opción y no iba a quedarme sentado, asi que estuve toda la noche bailando con mi hermana, que tampoco habia encontrado hasta ahí a algun pibe que realmente le gustara para salir a bailar, con el correr de la noche a agus ya se le iba notando el alcohol. Nosotros lejos de hacernos drama por no haber encontrado a alguien interesante, bailabamos y nos divertíamos como nunca. Eramos una gran pareja en la pista. Finalmente Estabamos disfrutando de la compañía del otro.

2. Tu boca fue recorriendo una línea invisible, guiándote hasta mis labios húmedos deseosos de ser besados. Tu lengua ardiente jugueteaba en mi botón, mi cuerpo se excitaba provocando que mis ojos se cerraran y disfrutaran de aquellas deliciosas sensaciones. Tu lengua iba y venia adentrándose en mi; bebías y saboreabas mis líquidos, deleitándote con mi miel. Besaste mis muslos, mis rodillas, recorriste mis piernas completamente. Me diste la vuelta y quedando de espaldas a ti, recorriste mi cuello con tus labios. Mis oídos descubrieron sensaciones nuevas, llegando a un clímax inexplicable. Tu sexo crecía más y más al roce de mi piel. Voltee a ti y mis brazos y piernas te rodearon recibiéndote en un apasionado abrazo. Sentí la frescura de la tierra y la incandescencia de tu piel mientras tu espada lentamente fue incrustándose quedando aprisionado en mi deseo.

3. Cuando dejo de convulsionarme, me coges en brazos, entramos en la habitación y me depositas en la cama. Te desnudas mientras te observo. Me encanta ver como te desvistes para mí, lo haces despacio, demorando el momento, haciendo que me impaciente, hasta que por fin tu sexo erecto, aparece ante mí y acerco mi boca a él para venerarlo, sentándome en el borde de la cama. Tú estás de pie frente a mí, acaricias mi mejilla y yo abro la boca, la cierro sobre tu miembro erecto y empiezo a chuparlo con mucha delicadeza. Me encanta deleitarme en su sabor, sentir como resbala por mi boca, entrando y saliendo de ella, sentir la suavidad de tu piel y el calor. Muevo la lengua serpenteando alrededor de tu miembro viril, acaricio su piel con los dientes. Tus manos se posan sobre mi cabeza, deshacen el moño que me hice antes de salir y dejas caer mi pelo largo y liso sobre mis hombros, enredas tus dedos en él y diriges los movimientos. Te observo, tus ojos están cerrados, sé que estas disfrutando, que te encanta sentir mi boca caliente y húmeda alrededor de tu sexo. Y a mí me encanta saborearlo. Cada vez gimes más fuerte, por lo que haces que me detenga, me acuestas sobre la cama. Te arrodillas frente a mí, separas mis piernas, coges las braguitas por la goma y tiras hacía abajo, quitándomelas con lentitud, mientras besas mis piernas sensualmente. Dejas las bragas a un lado y asciendes beso a beso por mi pierna derecha hasta la ingle, luego repites la operación con la izquierda, yo te miro expectante, y tras eso, acercas tu boca a mi sexo, sacas la lengua y lames. Mi cuerpo se tensa al sentir ese contacto y empiezas a chupar mi clítoris, a lamerlo, a idolatrarlo haciéndome retorcer de gusto y deseo. Tu lengua se enreda en mis labios vaginales, se introduce en mi oscuro agujero y un nuevo gemido escapa de mi garganta. Te deseo y sé que me deseas, necesito tenerte dentro de mí, dejar que la luna derrame su luz sobre nuestros cuerpos mientras se une en un baile de pasión. Por eso, no demoras más el momento. Te levantas, te pones sobre mí, me miras a los ojos profundamente, sonríes y siento como tu sexo entra en el mío despacio, con calma, hasta llenarme completamente. Y nos quedamos así, unidos unos segundos, quietos, mirándonos, sin decirnos nada. Sólo sintiendo el calor de nuestros cuerpos.

4. Asientes con la cabeza, me besas y lentamente te colocas con las piernas abiertas en mi regazo, mi sexo esta en la posición correcta, poco a poco te penetra, se desliza suavemente. Un suspiro escapa de tu boca al comprobar que toda mi extensión se ha perdido en tus carnes. La danza erótica comienza, lentamente, como el barco zarpando de un tranquilo puerto, a medida que te beso y estrujo entre mis manos tus pechos, los jadeos se hacen más intensos. El ritmo va en ascenso, en algún momento de la escalada me miras con atención a los ojos, sé lo que significa. Te abrazo entonces, arremeto con mayor fuerza, tu placer se sonoriza, deseas más. Dadivoso te complazco. Las sensaciones se intensifican, el mundo se aleja de la realidad, somos ahora uno solo, envueltos en un halo de placer increíble. Me excita mirarte así, nos recorremos mutuamente, las manos de ambos se pierden entre los cuerpos, el deseo de fundirme en ti viene ahora. Nos liberamos juntos en un gran orgasmo, el tiempo se detiene, en el Universo solo existimos tú y yo. Retenemos la respiración y caemos rendidos ante la gloria. Nos besamos tiernamente, en un abrazo relajamos los cuerpos, ha sido maravilloso. Te pido que subas a la cama…