Contactos Ibiza

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Soy Victoria Barceló, una joven estudiante española de 23 años y modelo de imagen, gracias a mi exótico rostro y mi exuberante cuerpo. Me considero una chica discreta con mis relaciones. Sexualmente soy una amante completa que sabe disfrutar del sexo en todas sus expresiones. Apasionada, implicada, sexy y flexible, con la finalidad de proporcionar placer sin límites, al caballero que disfrute de mi compañía. A mi lado podrás disfrutar de servicios de lujo. Me consideran de una gran belleza, y no sólo por mi exuberante cuerpo, de curvas prietas y sugerentes, o mis pechos hermosos y generosos. Además poseo un rostro tierno y angelical que te cautivará, con unos grandes ojos verdes y una boca carnosa para deleitarte, una larga melena cuidada ... Soy dulce y femenina, pero a la vez soy salvaje y apasionada, inteligente, sensual, romántica, de carácter alegre, con sentido del humor, mucha simpatía y más cosas que te tocará descubrir ... Me gusta dotar mis relaciones de una gran naturalidad, disfrutando de nuestro momento con toda la tranquilidad. Miradas insinuantes, caricias pícaras ... mientras el erotismo y el deseo mutuo aumenta. Finalmente encontrarnos en la intimidad desatando la pasión, disfrutando de un placer sin límites; incrementado por un sexo oral natural hasta el final, cualquier postura dejando volar nuestra imaginación, un rico 69 o un delicioso sexo anal ... me encanta besar, acariciar y dejarme llevar por la pasión. Después de nuestro encuentro te deleitaré con un masaje relajante de cuerpo entero para que tus sentidos queden totalmente complacidos.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Ibiza, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Ibiza.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Ibiza

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Burdeles - Damas compañía - Saunas eróticas - Putas de lujo - Azafatas - Putas a domicilio - Sado erótico - Chicas de alterne - Apartamentos por horas - Contactos eróticos - Callgirls - Prostitutas de lujo - Prostíbulos - Masajes eroticos - Tantra - Call girls - Clubes de relax - BDSM - Pisos de relax - Anuncios de sexo - Locales de intercambio - Escorts independientes - Modelos - Chicas de compañía - Señoritas de compañía - Agencias de escorts - Casas relax - Salidas a hoteles y domicilios - Clubs de alterne - Acompañantes de lujo - Scorts de alto standing -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Nyoman - Casanova 59 - La Estrella - Comendadoras - Azul - Medea - Bacarra - Baronet - Club Lexis - Club Starlets - Bailen 22 - Eden - Club Eros - Alexia - Agencia Sexy Nights - Nice - Pub Aribau 240 - L´hibou - Dollar Club - Cuore Cabaret - Thermas - Club Riviera Castelldefels - President - Gran via 532 - Equus

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Estuve algo así como tres canciones bailando y mirandola como si fuese cualquier otra chica en plan de levante, pero al mismo tiempo sentia muchisimo remordimiento por lo que me estaba sucediendo, estaba bailando con una de las chicas mas hermosas que se encontraban en el boliche, era la envidia de muchos de los chabones que ahi se encontraban, claro que nunca imaginaron que yo era su hermano, el hecho es que esa chica de movimientos tan sexys en la pista a la que cada vez deseaba mas, era precisamente mi hermana menor, esa por la que daria mi vida y a la cual quiero tanto, entonces decidi hacerme el boludo y excusarme conmigo mismo en que ya habia tomado mucho alcohol y estaba desvariando en mis pensamientos. Pero luego la música cambió y de música movida, extrañamente pusieron un par de temas lentos, muy románticos. En ese momento logicamente dejamos de bailar y nos fuimos a la barra a tomarnos unos tragos, sin embargo, me sentía tan extrañamente bien esa noche que aunque nunca había bailado música lenta con ella, y aprovechando que justo estaban pasando un tema que a ella le encantaba, me decidí a decirle si no queria bailar ese tema conmigo, ella dudo un poco y luego me dijo: desde cuando te gusta bailar tanto conmigo a vos?, pregunta que fue seguida de una risita inocente que ni se imaginaba las cosas que a esa altura yo estaba sintiendo. Finalmente agus acepto y me dijo: bueno dale vamos, nunca me hubiese imaginado que quisieras bailar un lento conmigo, pero no le veo nada de malo, aparte este tema me encanta, asi que dale vamos...

2. Sin darle tiempo a réplica se arrodilló frente a él y le desabrochó el pantalón extrayendo el miembro viril que estaba empezando a hincharse con aquel peligroso juego. La mujer lo acarició casi con ternura y un escalofrió recorrió a Davor que no pudo más que dejarse llevar, pues estaba en sus manos. Lentamente el pene del guerrero se irguió por completo, ella le miró juguetona y comprobó que él aún podía aguantar mucho más, así que aprovechó para comenzar con los besos al principio y los lametones después, recorrió el pene con la lengua desde los testículos hacia el capuchón varias veces, como si degustara un delicioso manjar, después se lo introdujo entero en la boca e inició un rítmico movimiento que le permitía metérselo y sacárselo de la boca alternativamente. Davor echó la cabeza hacia atrás y su respiración se volvió más agitada, un bronco gemido escapó de sus labios cuando ella apretó sus testículos y aumentó la presión en el extremo de su miembro.

3. De repente siento como frota su sexo erecto contra el mío, lo guía hasta mi agujero vaginal y muy despacio me penetra. Me incorporo y lo abrazo con mis piernas y mis brazos, mientras siento como pega su cuerpo al mío. Empezamos a movernos ambos, acoplando nuestros cuerpos, sintiéndonos el uno al otro, el uno dentro del otro. Siento su sexo entrando y saliendo de mí, gimo, y me convulsiono igual que él. Siento su respiración entrecortada en mi oído. Su abrazo cubriéndome por completo y el fuego del deseo creciendo entre ambos. Dos cuerpos pegados que nada ni nadie, ahora mismo, podrían separar. La carrera hacía el éxtasis se va alargando. Siento su verga hinchándose dentro de mí y vuelvo a acostarme sobre la cama. Estoy apunto de llegar a la cima y él lo sabe, por eso se detiene. Saca su sexo de mí. Y me hace poner boca abajo. Siento uno de sus dedos acariciando mi nalga y descendiendo hasta mi entrepierna, acaricia la humedad de mi sexo y luego se tiende sobre mí, siento su verga entre mis piernas y el glande chocando con mi vulva. Abro las piernas y espero para recibirle otra vez.

4. En ese momento sublime increíblemente solo acerté a preguntarle que por que aun estaba vestido. El se solo rió, seguro pensó que comentario mas inapropiado para ese justo instante. Yo también me reí mientras lo veía levantarse de la cama y quitarse la ropa. Quede transfigurada al observar por vez primera su cuerpo desnudo y demudada al ver que tan firme y excitado se encontraba. Ciertamente había sentido su erección en ocasiones anteriores pero nunca lo había visto de esa forma y fue en ese momento que mi amigo, mi compañero, mi cómplice se convirtió en un hombre ante mis ojos. Se acerco a mi y se tumbo a mi lado en la cama. Debo admitir que al principio me encontraba un poco asustada. Aun después de lo que acababa de pasar no es lo mismo ver a un hombre vestido que sin ropa, me sentía extraña de estarnos abrazando así piel con piel sin nada entre nosotros. Rápidamente me acostumbre a sentir su tacto. Acaricie sus brazos, palpe los bellos que los cubren y que siempre me han fascinado, ascendí por sus hombros mientras me sentaba sobre el con mi pubis presionando el suyo.