Contactos Ibiza

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Pamela es una amante irresistible, tanto por sus excelentes e impresionantes curvas como por su carácter ardiente y entregado. Esta bella mujer conseguirá que su velada se transforme en una inolvidable experiencia. Disfrute de sus generosos dotes de mujer, goce de una compañera increíble ...

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Ibiza, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Ibiza.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Ibiza

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Sado erótico - Clubs de alterne - Casas relax - Saunas eróticas - Masajes eroticos - Escorts independientes - Chicas de compañía - Acompañantes de lujo - Pisos de relax - Agencias de escorts - Putas de lujo - Prostíbulos - Salidas a hoteles y domicilios - Putas a domicilio - Apartamentos por horas - Call girls - Locales de intercambio - Scorts de alto standing - Tantra - Chicas de alterne - Prostitutas de lujo - Señoritas de compañía - Burdeles - Clubes de relax - Azafatas - Contactos eróticos - Callgirls - BDSM - Damas compañía - Anuncios de sexo - Modelos -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios La vie en Rose - Hot Madrid - Thermas - Sauna Yuma - Club Starlets - Alexia - Club Romaní - Viladomat 208 - New Aribau - Casanova59 - Saratoga - Nyoman - Gran via 532 - Club Riviera Castelldefels - Baronet - Equus - Club Lexis - Habana - Azul - Pretty Woman - Club Barbie - Sauna Cristal - Enigma - Agencia Sexy Nights - New Tuset

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Eso si, evidentemente esa no estaba siendo mi mejor noche en cuanto a levante y es por eso que al final para no dejarla solita ahi y para no quedarme parado mirando como los demas bailaban y se divertian la agarre agus de la mano y la lleve a la pista, "dale vamos a la pista que esto se puso buenisimo", le dije y ella acepto, seguramente en ese momento no era lo que hubiese imaginado como una noche de gran diversion, pensaba: uh!, ahora tengo que bailar con mi hermana, que "divertido", pero bueno en ese instante no habia opción y no iba a quedarme sentado, asi que estuve toda la noche bailando con mi hermana, que tampoco habia encontrado hasta ahí a algun pibe que realmente le gustara para salir a bailar, con el correr de la noche a agus ya se le iba notando el alcohol. Nosotros lejos de hacernos drama por no haber encontrado a alguien interesante, bailabamos y nos divertíamos como nunca. Eramos una gran pareja en la pista. Finalmente Estabamos disfrutando de la compañía del otro.

2. Hubo un tiempo, unos años atrás, que ella dudaba respecto a su forma de vestir, y optó por la informalidad, por la mediocridad, por no querer llamar la atención. Le asqueaba, en ese período, que un hombre desconocido pudiera tener pensamientos impuros con ella por el simple hecho de verle más campo de piel desnuda. Pero eso ya quedó atrás, ya no se preocupaba por ello, ahora todo resultaba un juego más, un juego de pareja. A ella le encantaba sentirse observada, teniendo la confianza de su novio; él adoraba jugar de ese modo junto a Mónica, sabiendo con seguridad que ella le era totalmente fiel. Habían llegado a un punto de la relación que no había secretos entre ambos, no había lugar a ello, la confianza era total, y si alguna vez sucediera algo, se lo contarían enseguida.

3. Ya estaba decidido... apenas nos separamos del abrazo y mientras retomabamos el paso del baile juntos la mire fijo a los ojos y le dije sin demasiadas vueltas: "Te amo Agustina" (aclaración, siempre acostumbrabamos a decirnos mutuamente que nos amabamos, pero como hermanos obviamente) y ella como era costumbre me respondio: "yo tambien te amo hermanito"... y ahi nomas la abarze mas fuerte y pegue mi cuerpo contra el de ella, sin mas corri apenas un mechon de su pelo que cubria parte de su rostro y la bese en la boca... el beso llevaria diez segundos cuando con terror de lo que podria pasar separe mi boca de la de ella, abri mis ojos y espere por su reacción. Ella me miró como sorprendida y en vos baja para que nadie oyera lo que estabamos hablando me dijo con vos nerviosa: "¿y esto ale? ¿que estamos haciendo?" a lo que respondi: "lo que sentimos en este momento agus", "pero somos hermanos ale, esto no es lo mismo que un piquito"... evidentemente ella sentia mucho remordimiento, pero habia algo que no la hizo enojarse por lo que estaba pasando y eso me abrio las puertas para dejarme llevar por lo que sentia en ese momento. Entonces fue que le pregunte: "vos me queres agustina?" "mas vale que te quiero alejandro, te amo, te adoro, pero como hermano", dijo ella. inmediatamente me acerque un poquito mas y le susurre al oido: "vos sos mi hermana y te quiero mas que a nadie en el mundo, lo ultimo que quiero en la vida es verte mal sabes", "ya lo se ale y por eso te quiero como te quiero", respondió ella... sin mas volvi a tomar la palabra y le dije: "hagamos lo que sentimos", nos miramos a los ojos con cierto temor y se dio... yo me acerque decidido y volvi a poner mis labios sobre los de ella, solo que esta vez nuestras bocas se juntaron decididas y a medida que nos besabamos ambas bocas se iban abriendo un poco mas para dejar paso a nuestras lenguas. No lo podia creer!, estaba tranzandome a mi propia hermana en el medio de un boliche, nunca antes habia sentído tal excitación. Tenia a mi hermana abrazada, y nos besabamos adelante de todo el mundo como si fuesemos la pareja mas caliente de todas, literalmente nos estabamos matando en el medio de la pista, ese beso que parecia eterno simbolizaba el inmenso amor que yo siento por mi hermana y el que ella siente por mi, pero tambien, por lo menos esa noche nos deseabamos, era evidente que sin haberlo buscado llegamos a un punto en el que nuestro amor de hermanos esa noche se habia convertido en pasion y lujuria.

4. Yadira se despojó de la armadura, ignorando el lacerante dolor de una herida reciente en el costado, apartó los suaves pantalones de cuero blando a un lado y por último, se desprendió de la camisa. Ya desnuda se metió en la bañera de agua caliente que acababan de prepararle. Su cuerpo estaba perfectamente contorneado por los largos años de ejercicio militar, su brazo era poderoso con la espada pero reflejaba una salvaje belleza femenina, al igual que el resto de su anatomía. Era una mujer de piel tostada y suave, marcada por alguna que otra cicatriz finísima que en nada afeaba su aspecto, voluptuosa, de oscuros cabellos que caían en cascadas rizadas sobre sus hombros y unos intensos ojos grises, más fríos que agujas de hielo, pero salvajes y hermosos a la vez. Yadira se había hecho con el control de medio país gracias a su fuerza y a que era una gran estratega, sin embargo, esta vez, la victoria no era suya, al menos no del todo.