Contactos Ibiza

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Soy Victoria Barceló, una joven estudiante española modelo de imagen, gracias a mi exótico rostro y mi exuberante cuerpo. Me considero una chica discreta con mis relaciones. Sexualmente soy una amante completa que sabe disfrutar del sexo en todas sus expresiones. Apasionada, implicada, sexy y flexible, con la finalidad de proporcionar placer sin límites, al caballero que disfrute de mi compañía. A mi lado podrás disfrutar de servicios de lujo. Me consideran de una gran belleza, y no sólo por mi exuberante cuerpo, de curvas prietas y sugerentes, o mis pechos hermosos y generosos. Además poseo un rostro tierno y angelical que te cautivará, con unos grandes ojos verdes y una boca carnosa para deleitarte, una larga melena cuidada ... Soy dulce y femenina, pero a la vez soy salvaje y apasionada, inteligente, sensual, romántica, de carácter alegre, con sentido del humor, mucha simpatía y más cosas que te tocará descubrir ... Me gusta dotar mis relaciones de una gran naturalidad, disfrutando de nuestro momento con toda la tranquilidad. Miradas insinuantes, caricias pícaras ... mientras el erotismo y el deseo mutuo aumenta. Finalmente encontrarnos en la intimidad desatando la pasión, disfrutando de un placer sin límites; incrementado por un sexo oral natural hasta el final, cualquier postura dejando volar nuestra imaginación, un rico 69 o un delicioso sexo anal ... me encanta besar, acariciar y dejarme llevar por la pasión. Después de nuestro encuentro te deleitaré con un masaje relajante de cuerpo entero para que tus sentidos queden totalmente complacidos.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Ibiza, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Ibiza.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Ibiza

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Prostitutas de lujo - Clubes de relax - Locales de intercambio - Burdeles - Casas relax - Call girls - Damas compañía - Chicas de compañía - Prostíbulos - Chicas de alterne - Masajes eroticos - Contactos eróticos - Putas a domicilio - Acompañantes de lujo - Pisos de relax - Scorts de alto standing - Escorts independientes - Apartamentos por horas - Agencias de escorts - Saunas eróticas - Clubs de alterne - Señoritas de compañía - Anuncios de sexo - BDSM - Putas de lujo - Tantra - Callgirls - Modelos - Sado erótico - Azafatas - Salidas a hoteles y domicilios -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios President - Bacarra - Viladomat 208 - Equus - Bailen 22 - Platinum - Pretty Woman - Enigma - New Aribau - Charlie Club - Sauna Cristal - Baronet - Gran via 532 - Nice - Sauna Yuma - Thermas - Cotton Club - Jobe y el amor - Pub Aribau 240 - Club Romaní - Habana - Comendadoras - La vie en Rose - Kissme - Cuore Cabaret

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Hoy mi hermana tiene 21 años y yo 23, nunca volvimos a tener sexo, ni siquiera a besarnos en la boca, porque ambos sabemos que aquella noche irrepetible fue el sello de un simple amor de hermanos, que comenzo en el mismo momento en el que ella nació cuando yo tenia apenas dos añitos y durará hasta que no estemos mas en esta tierra. Lo nuestro no era carnal, solo lo fue esa noche porque asi lo sentimos los dos, pero inclusive en el momento mas caliente juntos ambos sabiamos que estabamos amandonos como hermanos que somos y que eso no volveria repetirse, solo estabamos marcando a fuego para siempre nuestro amor de hermanos. Aunque suene dificil de entender asi fue. Agustina siempre será mi hermana menor, esa chiquita con la cual creci y comparti mi vida desde que tengo uso de razón, a la que seguire cuidando hasta el dia en que me muera y a la que seguire amando incondicionalmente como mi hermana de sangre que es.

2. De repente, y poniendo las manos sobre mis apretados glúteos me ayudabas e incitabas a agilizar el ritmo. Poco guanté en esa posición por lo que exploté vertiéndome encima de aquello q se ponia por delante. Te miré te miré con cara de preocupación, pero por poco tiempo. Sabía exactamente lo que querías, y yo estaba ahi. Después de limpiarme un poco me coloqué justo detrás tuya, los dos permanecíamos tumbados en la cama, yo te abrazaba mientras q besándote el cuello palpaba rápidamente tus ahora durísimos pezoncitos. Así, intruducí de nuevo mi aún erecto falo en tu húmedo aparato que siempre me atraía. con movimientos fuertes y rápidos decidí ayudarme de mi mano que pasó del duro pezón al pequeño botón que tan alto placer te causaba.Masageándo mientras te penetraba, cada vez me costaba más mantenerme así. Tus pequeños gemidos rompían en la habitación dandome más y más ganas. No tardaste mucho en explotar de placer mientras respirabas fuertemente. Todabía exsausto te besé tiernamente un momento, y pasé a acurrucarte bajo mi hombro. Permanecí besándote la frente hasta darme cuenta que te quedaste dormida.

3. Abro la boca, la acerco a tu cuello y tú acercas la tuya al mío. Clavo mis colmillos en ti, tú clavas los tuyos en mí, y empiezo a sentir como tu dulce sangre llena mi boca, mientras la mía llena la tuya. Los latidos se confunden y una amalgama de sensaciones llenan nuestros corazones. Empezamos a movernos uno contra el otro cada vez más rápidamente y el orgasmo empieza a nacer en mí y también en ti, siento que tu sexo se hincha dentro de mí, en pocos segundos estallo en un demoledor éxtasis de pasión a la vez que tú también te derramas en mí, mientras nuestras sangres nos recorren. Es el éxtasis supremo. Cuando ambos dejamos de convulsionarnos, apartamos las bocas y te tumbas a mi lado. El sopor empieza a apoderarse de mí, te levantas y cierras la puerta del balcón. Vuelves junto a mí. Recuesto mi cabeza sobre tu hombro y siento como el sueño me vence. El juego ha terminado. Nuestra noche se acabó.

4. En la parte superior llevaba una sencilla pero gustosa camiseta de tirantes, que dejaba a la vista de todas las miradas su ombligo, y la estrechez de la misma hacía a su vez de sujetador de unos pechos excepcionalmente sugerentes, generosos en su tamaño, y sensualmente voluptuosos. Su pelo, de un negro intenso, era largo y liso, cayéndole por sus hombros y su menuda espalda, y era inusitadamente suave, tal como se podía apreciar al menor movimiento de su cabeza. Su cuerpo era excepcional, quizá no mejor que el de muchas otras chicas que se creían en inferioridad, pero sabía como realzarlo y como sacar el máximo partido a sus curvas. Resultaba enormemente provocativa, simplemente con verla a lo lejos, y ella era plenamente consciente que su cuerpo era objeto de deseo sexual para la mayoría de los hombres con que se cruzaba.