Contactos Girona

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Mi apodo es Dana Adell, mujer polifacética, catalana mediterránea 100x100, ofrezco autenticidad por delante de todo. Me caracteriza una personalidad muy mía, ni mejor ni peor, sí distinta, marcando mi yo y esencia personal con unos valores que se interiorizan e exteriorizan a la vez, dejando así mostrar esta parte especial tan mía. Así soy Yo. Realizo encuentros esporádicos, puntuales con cita previa, pues compagino mi actividad como escort con mi ocupación y profesión de manera muy discreta y casual. En mi currículum personal, acredito mis trabajos en publicidad e imagen para distintas firmas. Por lo que la discreción es un valor esencial para mí. Terapeuta tántrica y masajista profesional, nuestros encuentros tendrán un valor añadido. A mi lado, sentirás siempre que estás en buenas manos. Conéctate a lo más profundo y comparte.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Girona, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Girona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Girona

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Casas relax - Saunas eróticas - Prostitutas de lujo - Modelos - Locales de intercambio - Salidas a hoteles y domicilios - Pisos de relax - Azafatas - Contactos eróticos - Call girls - Anuncios de sexo - Callgirls - Acompañantes de lujo - Apartamentos por horas - Putas a domicilio - Prostíbulos - Sado erótico - Damas compañía - Chicas de compañía - Masajes eroticos - Chicas de alterne - Burdeles - Clubs de alterne - Señoritas de compañía - Putas de lujo - BDSM - Escorts independientes - Scorts de alto standing - Tantra - Agencias de escorts - Clubes de relax -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Gran via 532 - Club Riviera Castelldefels - Nyoman - Habana - Bacarra - Agencia Sexy Nights - Saratoga - Club Starlets - Club Eros - Sauna Yuma - Viladomat 208 - Batman - Tuset Barcelona - La Estrella - Hot Madrid - Club Romaní - Basinger - Platinum - Cuore Cabaret - La vie en Rose - New Tuset - Casanova59 - Medea - Nice - Charlie Club

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Finalmente llegaria el momento clave de la noche. En un momento del baile agus se despega un poco de mi y me dice: "que linda noche estamos pasando ale, nunca me hubiese imaginado que la iba a pasar tan bien en un boliche sola con vos... Gracias por hacerme la pata, sos el mejor hermano del mundo, te re quiero" e inmediatamnte luego de eso se acerco a mi y me dio el habitual besote en la mejilla, pero este no seria un dato importante de no ser porque detras del beso en la mejilla ocurrió lo inesperado, ella se volvio hacia mi y esta vez me dio un pico. Me dejó helado!, no sabia que hacer ni que decir, me habia sorprendido totalmente, mi acto reflejo fue preguntarle con voz entrecortada: "¿que haces agus?" a lo que ella respondió sin complejos: "nada, te di un piquito nada mas" "¿que hay de malo? ¿acaso no se dan piquitos entre amigos hoy en dia?" "no te enojes ale, lo hice de onda, nos queremos, la estamos pasando re lindo y no hay nadie que nos conozca aca, no veo cual podria ser el problema"... Yo no sabia que hacer, por un lado si tenia alguna intención de que pasara algo entre nosotros ese era el momento para tirarme el lance, pero a la vez me confundia con su actitud de "no paso nada, es normal"... pasados algunos segundos volvi a tomar coraje para hablarle y le dije: "tenes razón, no hay nada de malo" a lo que le siguio un abrazo muy tierno, este duro varios segundos pero les juro que para mi fueron una eternidad porque en esos segundos estaba tomando la desición que podria arruinar mi vida y mi relación con agustina para siempre...

2. Cierro los ojos y siento que no hay nadie allá afuera, sólo estamos él y yo, y el fuego que arde dentro de nosotros. El mundo podría hundirse bajo mis pies y no me importaría porque él esta conmigo y yo estoy con él. Una de mis manos se desliza hasta su miembro erecto. Lo acaricio suavemente, pero enseguida debo abandonarlo, porque él se agacha. Besa mis senos, los chupetea y sigue hacía bajo por mi vientre hasta llegar a mi sexo. Abro las piernas y siento su dedos moviéndose diestramente, acariciando, y haciendo que la excitación suba y mi respiración se vuelva jadeante. Noto su lengua sobre mi clítoris moviéndose sinuosamente. Suspiro profundamente, mientras con mis manos empujo su cabeza hacía mi sexo. Su lengua baila de mi vagina a mi clítoris alternativamente y las piernas empiezan a flaquearme. Por eso, él se pone en pie y me lleva hasta la cama. Me siento en el borde y abro mis piernas, mientras él se arrodilla entre ellas. Hurga de nuevo entre mi pelo púbico, introduce un dedo en mi vagina y mi cuerpo se tensa. Luego acerca su boca a mi sexo y empieza a lamerlo. Gimo y me estremezco al sentir su boca y me acuesto sobre la cama, mientras él sigue lamiendo e introduciendo un par de dedos en mí de vez en cuando.

3. Después de la tormenta siguió la calma y nos encontramos sumergidos en un sopor delicioso, disfrutamos de esa tranquilidad al máximo, observando cada línea de nuestro rostro, cada cabello, cada espacio entre los dos. Al cabo de un tiempo te acercaste a mi y susurraste en mi oído - "Quiero besarte", suavemente te inclinaste y juntaste tus labios a los míos, ansiosamente los abrí y sentí tu lengua caliente jugar con la mía para después separarte lentamente y recorrer mansamente mi cuello y mis brazos con tus besos, regresaste nuevamente hasta mi pecho y creaste nuevas sendas entre ellos, bajando poco a poco hasta mi vientre mientras tus manos apretaban mis caderas, la sensación de placer iba en aumento, hasta que por fin llegaste a mi vulva, frotaste tu rostro en el vértice de mi entrepierna e inhalaste profundamente mis olores hasta embriagarte, tu lengua anido en mi pubis y jugaste dulcemente con el, suavemente lo succionabas y lo mordías, mi cuerpo se contraía, se estiraba, hasta llegar al punto de apresar tu rostro entre mis piernas y mis líquidos salieron desbocados hacia ti.

4. La noche avanzaba, y después de tomarnos varias cervezas, todos estabamos completamente deshinibidos en el boliche y el ambiente empezaba a ponerse muy bueno!, la música increíble y todos bailando y cantando fuerte. La verdad, la cosa se estaba poniendo muy bien...