Contactos Girona

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Hola, soy Rita, una mujer alegre, extrovertida, sincera y natural, amante de la vida sana, del deporte y de los placeres que la vida me ofrece. Si eres una persona culta, educada y discreta, te invito a compartir conmigo momentos de relax, sensualidad y placer. Si eres un sibarita del buen masaje, entonces te invito además, a disfrutar de las sensaciones que te ofrecen mis manos expertas. Compagino mi actividad como terapeuta, con exclusivos servicios de compañía, por lo que si contactas conmigo y no atiendo a tu llamada, por favor, deja un mensaje y te contestaré lo antes posible.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Girona, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Girona.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Girona

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Salidas a hoteles y domicilios - Chicas de compañía - Sado erótico - Clubes de relax - Call girls - Azafatas - Burdeles - Callgirls - Chicas de alterne - Agencias de escorts - Contactos eróticos - Escorts independientes - Putas de lujo - Damas compañía - Putas a domicilio - Locales de intercambio - Pisos de relax - BDSM - Prostitutas de lujo - Prostíbulos - Acompañantes de lujo - Clubs de alterne - Casas relax - Scorts de alto standing - Masajes eroticos - Apartamentos por horas - Anuncios de sexo - Señoritas de compañía - Saunas eróticas - Tantra - Modelos -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Casanova 59 - Viladomat 208 - Paraíso Privee - Gran via 532 - Eden - Hot Madrid - Bailen 22 - Thermas - Equus - Saratoga - Club Eros - O´Dely - Casanova59 - Club Barbie - Kissme - Club Free - New Tuset - Medea - Enigma - Club Lexis - Sauna Cristal - Habana - Club Starlets - President - Club Romaní

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Abro la boca, la acerco a tu cuello y tú acercas la tuya al mío. Clavo mis colmillos en ti, tú clavas los tuyos en mí, y empiezo a sentir como tu dulce sangre llena mi boca, mientras la mía llena la tuya. Los latidos se confunden y una amalgama de sensaciones llenan nuestros corazones. Empezamos a movernos uno contra el otro cada vez más rápidamente y el orgasmo empieza a nacer en mí y también en ti, siento que tu sexo se hincha dentro de mí, en pocos segundos estallo en un demoledor éxtasis de pasión a la vez que tú también te derramas en mí, mientras nuestras sangres nos recorren. Es el éxtasis supremo. Cuando ambos dejamos de convulsionarnos, apartamos las bocas y te tumbas a mi lado. El sopor empieza a apoderarse de mí, te levantas y cierras la puerta del balcón. Vuelves junto a mí. Recuesto mi cabeza sobre tu hombro y siento como el sueño me vence. El juego ha terminado. Nuestra noche se acabó.

2. La noche avanzaba, y después de tomarnos varias cervezas, todos estabamos completamente deshinibidos en el boliche y el ambiente empezaba a ponerse muy bueno!, la música increíble y todos bailando y cantando fuerte. La verdad, la cosa se estaba poniendo muy bien...

3. En ese momento me sentí algo turbada; me encontraba desnuda en medio de ese florido campo sin saber si cubrirme o reírme. Tomaste el cobertor del suelo, sacudiéndolo, y pasándolo por encima de mí, me cubriste. Allá a lo lejos, el cielo pintaba colores y entre el azul y gris alumbraba el rojizo sol y jirones de nubes cubrían el firmamento.Tus ojos se toparon con los míos, solo se oía el rumor del viento, y tu boca suavemente llego a la mía mientras tus brazos lentamente me envolvían. Me acercabas tanto a ti, que podía sentir el palpitar de tu corazón, discretamente la manta fue cayendo sobre la tierra fresca del campo y pude sentir tus caricias sobre mi piel. Me rozabas sutilmente, sin prisas, me apretabas a ti, tratando de entibiar mi cuerpo con el tuyo, entre tanto tus besos me robaban suspiros.

4. Hubo un tiempo, unos años atrás, que ella dudaba respecto a su forma de vestir, y optó por la informalidad, por la mediocridad, por no querer llamar la atención. Le asqueaba, en ese período, que un hombre desconocido pudiera tener pensamientos impuros con ella por el simple hecho de verle más campo de piel desnuda. Pero eso ya quedó atrás, ya no se preocupaba por ello, ahora todo resultaba un juego más, un juego de pareja. A ella le encantaba sentirse observada, teniendo la confianza de su novio; él adoraba jugar de ese modo junto a Mónica, sabiendo con seguridad que ella le era totalmente fiel. Habían llegado a un punto de la relación que no había secretos entre ambos, no había lugar a ello, la confianza era total, y si alguna vez sucediera algo, se lo contarían enseguida.