Contactos España

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Soy Lucía, una señorita dulce y educada que se transforma en la intimidad. Me gusta el ejercicio físico y cuidar mi cuerpo en el gimnasio. Mi cabello rubio natural y mis ojos claros me dan una imagen angelical, algo que se confirma con mi cariñoso y exquisito trato. Femenina y tierna, la chica que muchos hombres desean tener como novia. Pero cuando se cierra la puerta del dormitorio y las prendas se van desprendiendo de mi cuerpo, poco a poco me voy convirtiéndome en una amante morbosa e insaciable. Al fin y al cabo soy una mujer y me gusta mucho el sexo ...

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en España, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en España.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos España

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios BDSM - Prostíbulos - Acompañantes de lujo - Anuncios de sexo - Sado erótico - Señoritas de compañía - Burdeles - Scorts de alto standing - Saunas eróticas - Contactos eróticos - Modelos - Apartamentos por horas - Agencias de escorts - Call girls - Clubes de relax - Masajes eroticos - Pisos de relax - Tantra - Damas compañía - Clubs de alterne - Azafatas - Callgirls - Chicas de alterne - Putas a domicilio - Prostitutas de lujo - Salidas a hoteles y domicilios - Casas relax - Locales de intercambio - Chicas de compañía - Putas de lujo - Escorts independientes -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Bacarra - Viladomat 208 - Club Free - Thermas - La Estrella - Habana - Charlie Club - Gran via 532 - Casanova 59 - Enigma - Medea - Bailen 22 - Alexia - Sauna Cristal - Eden - Baronet - Hot Madrid - Platinum - Club Barbie - Showgirls - Equus - New Tuset - Basinger - Batman - Saratoga

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Estuve algo así como tres canciones bailando y mirandola como si fuese cualquier otra chica en plan de levante, pero al mismo tiempo sentia muchisimo remordimiento por lo que me estaba sucediendo, estaba bailando con una de las chicas mas hermosas que se encontraban en el boliche, era la envidia de muchos de los chabones que ahi se encontraban, claro que nunca imaginaron que yo era su hermano, el hecho es que esa chica de movimientos tan sexys en la pista a la que cada vez deseaba mas, era precisamente mi hermana menor, esa por la que daria mi vida y a la cual quiero tanto, entonces decidi hacerme el boludo y excusarme conmigo mismo en que ya habia tomado mucho alcohol y estaba desvariando en mis pensamientos. Pero luego la música cambió y de música movida, extrañamente pusieron un par de temas lentos, muy románticos. En ese momento logicamente dejamos de bailar y nos fuimos a la barra a tomarnos unos tragos, sin embargo, me sentía tan extrañamente bien esa noche que aunque nunca había bailado música lenta con ella, y aprovechando que justo estaban pasando un tema que a ella le encantaba, me decidí a decirle si no queria bailar ese tema conmigo, ella dudo un poco y luego me dijo: desde cuando te gusta bailar tanto conmigo a vos?, pregunta que fue seguida de una risita inocente que ni se imaginaba las cosas que a esa altura yo estaba sintiendo. Finalmente agus acepto y me dijo: bueno dale vamos, nunca me hubiese imaginado que quisieras bailar un lento conmigo, pero no le veo nada de malo, aparte este tema me encanta, asi que dale vamos...

2. Luego bajé sus piernas de mis hombros y rápidamente la abracé, pasando mi brazo izquierdo por encima de su hombro y nos volvimos a besar, no recuerdo haberme besado con una chica de la manera salvaje y sensual como lo hicimos esa noche con mi hermana agustina, recuerdo que nos comiamos vivos, ella dejaba escapar algo de su saliva y yo me la tragaba con un placer inconmensurable y viceversa, ella me pedia que dejara caer mi saliva por encima de sus labios para que ella la saborera primero con su lengua y despues nos besaramos salvajemente pasandonos nuestras salivas, no se, en otro momento y con otra persona me pudo haber parecido algo grotesco, pero con mi hermana estaba dispuesto a hacer TODO, e inclusive esto me exitaba mucho al hacerlo con ella.

3. Finalmente llegaria el momento clave de la noche. En un momento del baile agus se despega un poco de mi y me dice: "que linda noche estamos pasando ale, nunca me hubiese imaginado que la iba a pasar tan bien en un boliche sola con vos... Gracias por hacerme la pata, sos el mejor hermano del mundo, te re quiero" e inmediatamnte luego de eso se acerco a mi y me dio el habitual besote en la mejilla, pero este no seria un dato importante de no ser porque detras del beso en la mejilla ocurrió lo inesperado, ella se volvio hacia mi y esta vez me dio un pico. Me dejó helado!, no sabia que hacer ni que decir, me habia sorprendido totalmente, mi acto reflejo fue preguntarle con voz entrecortada: "¿que haces agus?" a lo que ella respondió sin complejos: "nada, te di un piquito nada mas" "¿que hay de malo? ¿acaso no se dan piquitos entre amigos hoy en dia?" "no te enojes ale, lo hice de onda, nos queremos, la estamos pasando re lindo y no hay nadie que nos conozca aca, no veo cual podria ser el problema"... Yo no sabia que hacer, por un lado si tenia alguna intención de que pasara algo entre nosotros ese era el momento para tirarme el lance, pero a la vez me confundia con su actitud de "no paso nada, es normal"... pasados algunos segundos volvi a tomar coraje para hablarle y le dije: "tenes razón, no hay nada de malo" a lo que le siguio un abrazo muy tierno, este duro varios segundos pero les juro que para mi fueron una eternidad porque en esos segundos estaba tomando la desición que podria arruinar mi vida y mi relación con agustina para siempre...

4. Entramos por fin en la habitación, me sentía avergonzada y a la vez deseosa, un cosquilleo recorría todo mi cuerpo y lo hacia palpitar, cualquier movimiento seria el detonador. Te acercaste a mí poco a poco, buscando aprobación, tomaste mi cara entre tus manos y besaste mi rostro dulcemente llegando a mis labios y rozándolos con los tuyos, mi boca se entre abrió y tu lengua caliente entro sin vacilar fusionándonos en un cálido beso, suave y ardiente a la vez. Me apretaste a ti, a tu sexo duro, tus besos cada vez mas ardientes recorrían mis oídos, mi cuello, mi boca, y fuiste acariciando mi cuerpo suavemente, al principio eran caricias tímidas, después la ansiedad fue en aumento y recorriste mi cuerpo completamente hasta llegar a mis nalgas que estrujaste con desesperación apretándome aun más a ti. Me fuiste acercando a la cama hasta caer encima de ella entrelazando nuestros cuerpos, tu pierna entre las mías frotando mi pubis con tu muslo y tus manos recorrían mi cuerpo hurgando en lugares inhóspitos, desabotonaste mi blusa y sentí tu boca recorrer mi cuello y deslizarte hasta mi pecho, recorriendo cada uno de ellos con tus besos, ansiosamente los tomaste con tus manos hasta hacerme daño, para luego ponerme encima de ti. Quedamos boca a boca, te bese suavemente la cara y mi lengua busco la tuya, mordisque tus labios y bese tu cuello, mis manos bajaron hasta tu pantalón, lo abrí y salió de repente, altivo y orgulloso saludándome, te sentiste indefenso y terriblemente excitado, lo tome suavemente entre mis manos y baje despacio tu prepucio hasta descubrirlo todo, acerque mi boca y lo engullí completamente en un húmedo abrazo, la sorpresa enloqueció todo tu cuerpo y sentí el temblor debajo de mí, lo succione con ansias mientras con mi mano tomaba tus testículos y los acariciaba tiernamente, mi lengua recorría cada centímetro de tu exorbitante sexo. Subía y bajaba al ritmo que me pedías hasta que por fin llego el elixir que ansiosamente comí.