Contactos España

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Soy Amanda, una modelo impresionante con la que ahora puedes compartir sábanas, caricias y mucha pasión. Preciosa, con una cara tan bonita que es difícil no mirarla y unos ojos verdes que causan sensación. Alta y esbelta, un cuerpo diseñado para convertirse en obra de arte, formas perfectas y suavizadas con una piel que es una "delicatessen" para el tacto. Puedes deleitarte con mis fotos o llamarme y conocerme. Así podrás ver mi dulce carita y comprobar el tacto de mi piel ... como soy una señorita no entraré en intimidades pero si te puedo decir que disfrutarás muchísimo.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en España, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en España.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos España

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Masajes eroticos - Apartamentos por horas - Chicas de compañía - Chicas de alterne - Burdeles - Clubs de alterne - Locales de intercambio - Saunas eróticas - Señoritas de compañía - Call girls - Azafatas - Clubes de relax - Salidas a hoteles y domicilios - Damas compañía - Putas a domicilio - Casas relax - Callgirls - Prostitutas de lujo - Modelos - Prostíbulos - Tantra - Contactos eróticos - Escorts independientes - Putas de lujo - Sado erótico - Acompañantes de lujo - Agencias de escorts - Pisos de relax - Anuncios de sexo - BDSM - Scorts de alto standing -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Pub Aribau 240 - Club Barbie - Club Starlets - La vie en Rose - Platinum - Comendadoras - Gran via 532 - Club Romaní - Bailen 22 - Club Riviera Castelldefels - Tuset Barcelona - New Aribau - Eden - Baronet - Azul - Sauna Cristal - Jobe y el amor - Pretty Woman - Club Lexis - Saratoga - L´hibou - Agencia Sexy Nights - President - Club Eros - Casanova59

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Mi gozo se vio truncado cuando se acercó el camarero. Me dio un susto de muerte. Me recompuse como pude y pude ver en sus labios como se dibujaba en su comisura una mueca maligna que dejaba ver que sabía lo que hacíamos. Laura pidió de postre fresas bañadas en champán y yo pétalos de flor bañados en chocolate blanco. Terminamos lo más rápido que pudimos porque a ambos las ganas de sexo nos podían. Pagué con mi tarjeta de crédito. Salimos a la calle y a apenas dos metros de la puerta del restaurante la agarré por la cintura acercando su cuerpo al mío y besando sus rojos labios. Estuvimos mucho tiempo besándonos, pasaron muchos taxis por delante de la puerta del restaurante. Paramos a uno y nos dirigimos al hotel aguantando las ganas de besarnos y tocarnos por aquello de mantener la corrección.

2. Cada vez le deseo más y sé que él a mi también. Mi sexo está cada vez más húmedo y el suyo cada vez más hinchado, por eso le miro a los ojos y le suplico con la mirada que me haga suya. No sé hace esperar, dirige su pene hacía mi vagina y desciendo sobre él. Le abrazo, pego mi cuerpo al suyo y empiezo a moverme. Poco a poco nuestros movimientos se van acompasando. Sus manos acarician mis nalgas mientras subo y bajo sintiendo como su sexo me llena. Suspiro, gimo de placer. Mi boca busca la suya y nos besamos profundamente. Dejo que el placer recorra todos los rincones de mi cuerpo, mientras el fuego de la pasión arde entre nosotros. Desearía estar siempre así, sentirle siempre dentro de mí, pero no puedo. Debo acelerar mis movimientos, dejar que el placer nos venza o en unos minutos alguna de las dependientas vendrá a sacarnos de aquí. Cabalgo cada vez más rápidamente y también él empuja hacía mí. Siento como su verga se hincha dentro de mí, sé que de un momento a otro se va a correr. Acelero más mi movimientos y siento el placer explotando entre mis piernas. Sigo empujando, haciendo que mi vagina estruje su sexo y en pocos segundos también él se corre.

3. Entre en la habitación, te encontrabas de espaldas, secando las pequeñas gotas de agua en ti, disfrute observando tu cuerpo varonil, tu enorme espalda, tus nalgas duras y apretadas, sentiste mi mirada y giraste suavemente para dedicarme una sonrisa, tenias algo de prisa te esperaba un día de arduo trabajo en la oficina, pero yo no estaba dispuesta a que te fueras tan pronto, insinué que tenia una sorpresa que no podía esperar, te quedaste pensando que posición tomar, me acerque a ti y te brinde mi boca, me diste un beso rápido y me dijiste "en la noche", pero yo busque tu sexo mientras introducía mi lengua en tu boca, sentí tu indecisión, mis manos son expertas en tu cuerpo, inmediatamente sentí la respuesta a mis caricias, baje hasta él y lo recorrí dejándolo completamente húmedo y lleno, mientras mis manos recorrían tus nalgas con la yema de los dedos, mis dedos buscaron tu raja sorprendido las apretaste, pero yo inmediatamente absorbí tu verga con mi boca y poco a poco la tensión fue disminuyendo.

4. Hoy mi hermana tiene 21 años y yo 23, nunca volvimos a tener sexo, ni siquiera a besarnos en la boca, porque ambos sabemos que aquella noche irrepetible fue el sello de un simple amor de hermanos, que comenzo en el mismo momento en el que ella nació cuando yo tenia apenas dos añitos y durará hasta que no estemos mas en esta tierra. Lo nuestro no era carnal, solo lo fue esa noche porque asi lo sentimos los dos, pero inclusive en el momento mas caliente juntos ambos sabiamos que estabamos amandonos como hermanos que somos y que eso no volveria repetirse, solo estabamos marcando a fuego para siempre nuestro amor de hermanos. Aunque suene dificil de entender asi fue. Agustina siempre será mi hermana menor, esa chiquita con la cual creci y comparti mi vida desde que tengo uso de razón, a la que seguire cuidando hasta el dia en que me muera y a la que seguire amando incondicionalmente como mi hermana de sangre que es.