Contactos España

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Hola. Me llamo Sofía y soy una joven educada, aventurera y dulce a la que le gusta disfrutar de la vida y vivirla siempre con elegancia y distinción. Me gusta hacer amigos, viajar y las veladas con buena compañía. Simpática y culta (soy estudiante universitaria), puedo convertirme en la mejor compañía para un encuentro, una velada o un viaje de negocios o placer. Me considero una señorita dulce y simpática, una chica cariñosa que se involucra al cien por cien en sus relaciones y que está capacitada para convertir tus sueños más íntimos en realidad. Estoy abierta a cualquier tipo de proposición ya que soy una mujer sin tabúes y ardiente a la que le apasiona besar con pasión. Llámame y ven a conocerme. Soy una hermosa mujer que cuida de su cuerpo para dar lo mejor de sí. Mis besos despertarán en ti todo tipo de deseos. Yo me encargaré, encantada, de hacerlos realidad convirtiendo nuestro encuentro en un momento mágico. Si deseas que te acompañe a un viaje deberás confirmármelo 24 horas antes.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en España, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en España.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos España

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Callgirls - Casas relax - BDSM - Modelos - Saunas eróticas - Putas de lujo - Contactos eróticos - Locales de intercambio - Señoritas de compañía - Damas compañía - Clubes de relax - Prostitutas de lujo - Pisos de relax - Putas a domicilio - Burdeles - Azafatas - Tantra - Apartamentos por horas - Escorts independientes - Chicas de compañía - Chicas de alterne - Masajes eroticos - Prostíbulos - Salidas a hoteles y domicilios - Sado erótico - Call girls - Agencias de escorts - Scorts de alto standing - Clubs de alterne - Acompañantes de lujo - Anuncios de sexo -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Club Romaní - President - Pub Aribau 240 - Eden - Sauna Yuma - Casanova 59 - Paraíso Privee - Habana - Bailen 22 - Baronet - Platinum - Casanova59 - Club Barbie - Sauna Cristal - New Tuset - L´hibou - Basinger - O´Dely - New Aribau - Comendadoras - Pretty Woman - Nyoman - Gran via 532 - Club Riviera Castelldefels - Cuore Cabaret

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. La miré y me volvió a invitar a perderme entre sus piernas separando las rodillas levemente. Me volví a acercar a su preciosa fuente de placer para beber de ella. Esta vez busque su clítoris con ansia y lo encontré, jugué con él poniéndolo entre mis labios, sintiendo su dureza mientras le metía dos dedos por su vagina. A Laura se le ahogo un pequeño grito, se estaba viniendo sobre mi. Su raja estaba húmeda, sus fluidos se repartían entre la cama, mi boca y mis manos. Me separé de ella y subí mis labios hacia sus pezones. Sus pechos eran firmes y turgentes con forma de perita, tenía las aureolas claras y los pezones duros como piedras. Me metí uno de ellos en la boca y lo chupé con fuerza. Succione fuerte como si fuera un bebé hambriento. Ella cogió mi miembro que estaba ya que no podía más y me lo agarró con firmeza. Movía su mano arriba y abajo con fuerza masturbándome con ritmo pausado pero electrizante. Subí mis besos hacia su cuello, le besé la cara y la boca. –Sabes a mí- me dijo. Estuvimos un rato así, nos besábamos mientras ella me masturbaba. Me coloqué encima de ella y con la punta de mi pene empezó a masturbarse, se lo frotaba contra el clítoris. Estuvimos mucho tiempo así, estaba a punto de correrme y como si lo hubiera intuido me soltó.

2. Tu boca fue recorriendo una línea invisible, guiándote hasta mis labios húmedos deseosos de ser besados. Tu lengua ardiente jugueteaba en mi botón, mi cuerpo se excitaba provocando que mis ojos se cerraran y disfrutaran de aquellas deliciosas sensaciones. Tu lengua iba y venia adentrándose en mi; bebías y saboreabas mis líquidos, deleitándote con mi miel. Besaste mis muslos, mis rodillas, recorriste mis piernas completamente. Me diste la vuelta y quedando de espaldas a ti, recorriste mi cuello con tus labios. Mis oídos descubrieron sensaciones nuevas, llegando a un clímax inexplicable. Tu sexo crecía más y más al roce de mi piel. Voltee a ti y mis brazos y piernas te rodearon recibiéndote en un apasionado abrazo. Sentí la frescura de la tierra y la incandescencia de tu piel mientras tu espada lentamente fue incrustándose quedando aprisionado en mi deseo.

3. Yadira se puso en pie y le besó con pasión dejándole a mitad del beso, sediento de ella. Se apartó un poco para que él pudiera verla y deslizó la tela por sus hombros dejándola caer al suelo con un suave susurro y se quedó allí, quieta, desnuda frente a él, dejándole recorrerla con sus ojos, comérsela con la mirada. El pene de él se hinchó un poco más con la exquisita belleza de su desnudez; los pezones de ella se endurecieron volviéndose de un tono rosa oscuro y contrastando con la blanca piel de sus pechos y su entrepierna. Hacía frío en los calabozos, y la piel se le puso de gallina, pero aún así le dejó mirarla hasta que su propia calentura no le dejó más remedio que pasar a la acción. Soltó las cadenas liberando sus brazos, no así sus manos que seguían unidas entre sí por unos 40 centímetros de cadena. Él quiso tomar el control, pero ella se lo impidió, le tomó de los cabellos y le obligó a bajar el rostro hasta sus pechos.

4. Caí rendida ante ti, reuniéndose dulcemente nuestros cuerpos. El momento era perfecto, las flores, ese cielo repleto de estrellas, la luna inundándonos de fosforescencias, el aire cálido y suave rodeándonos, tu cuerpo y el mío, aun entretejidos. Cerré los ojos y sin darme cuenta, me perdí en la oscuridad. ¡Desperté sobresaltada en la madrugada y tú no estabas a mi lado! Tristemente me di cuenta que solo había sido un sueño, no obstante tu estabas por llegar, así que apresuradamente me vestí, con la esperanza de que mi sueño se hiciera realidad, y quizá... ¡Yo ayudaría a que eso pasara!