Contactos España

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Hola, mi nombre es Raquel y soy una preciosa madrileña con unos ojazos verdes capaces de fundir un bloque de hielo ... cuando mi mirada lujuriosa te encuentre, sabrás que en aquel momento el recreo se ha acabado y comenzará, entonces, una bacanal llena de besos, caricias y pasiones desenfrenadas. Ven, aquí te espero ...

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en España, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en España.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos España

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Locales de intercambio - Acompañantes de lujo - Masajes eroticos - Escorts independientes - Contactos eróticos - Scorts de alto standing - Apartamentos por horas - Burdeles - Call girls - Prostitutas de lujo - Saunas eróticas - Sado erótico - Señoritas de compañía - Anuncios de sexo - Clubes de relax - Tantra - Modelos - Clubs de alterne - Damas compañía - Chicas de compañía - Callgirls - Salidas a hoteles y domicilios - Putas de lujo - Prostíbulos - Chicas de alterne - Agencias de escorts - BDSM - Azafatas - Putas a domicilio - Pisos de relax - Casas relax -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Paraíso Privee - Eden - Tuset Barcelona - Club Free - Viladomat 208 - L´hibou - Club Riviera Castelldefels - Jobe y el amor - Club Eros - President - Enigma - Baronet - Club Lexis - Gran via 532 - Club Barbie - Casanova 59 - New Tuset - O´Dely - Basinger - Azul - Cuore Cabaret - La Estrella - Nice - Hot Madrid - Medea

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Finalmente llegaria el momento clave de la noche. En un momento del baile agus se despega un poco de mi y me dice: "que linda noche estamos pasando ale, nunca me hubiese imaginado que la iba a pasar tan bien en un boliche sola con vos... Gracias por hacerme la pata, sos el mejor hermano del mundo, te re quiero" e inmediatamnte luego de eso se acerco a mi y me dio el habitual besote en la mejilla, pero este no seria un dato importante de no ser porque detras del beso en la mejilla ocurrió lo inesperado, ella se volvio hacia mi y esta vez me dio un pico. Me dejó helado!, no sabia que hacer ni que decir, me habia sorprendido totalmente, mi acto reflejo fue preguntarle con voz entrecortada: "¿que haces agus?" a lo que ella respondió sin complejos: "nada, te di un piquito nada mas" "¿que hay de malo? ¿acaso no se dan piquitos entre amigos hoy en dia?" "no te enojes ale, lo hice de onda, nos queremos, la estamos pasando re lindo y no hay nadie que nos conozca aca, no veo cual podria ser el problema"... Yo no sabia que hacer, por un lado si tenia alguna intención de que pasara algo entre nosotros ese era el momento para tirarme el lance, pero a la vez me confundia con su actitud de "no paso nada, es normal"... pasados algunos segundos volvi a tomar coraje para hablarle y le dije: "tenes razón, no hay nada de malo" a lo que le siguio un abrazo muy tierno, este duro varios segundos pero les juro que para mi fueron una eternidad porque en esos segundos estaba tomando la desición que podria arruinar mi vida y mi relación con agustina para siempre...

2. Mirando a través del escaparate vio a Marisa cruzar la acera en dirección a ella y pensó, por un momento, que no estaría mal que un coche pasara por encima de ella, dejándole el camino libre con Raúl. A pesar de lo que habían hablado en el hospital el joven y ella, no estaba nada convencida con lo que él le dijo, y quería a toda costa acabar a su lado, si cabe, ahora más que nunca. Y ya no pensaba ser ella la que siempre sufriera. Durante el tiempo que había estado en cama, se había dado cuenta de que nadie mostraba sinceridad al hablar con ella en el hospital, sólo sus padres. Ni las vecinas, ni las compañeras del instituto que la conocían de toda la vida. Nadie. Todos la miraban como a un bicho raro, una incomprendida, algo inferior, enfermo, despreciable, y pensó, por una vez, en su felicidad, y no en lo que pudieran pensar los demás al verla hacer las cosas. La chica tímida y vergonzosa se había transformado en la chica fría y egoísta.

3. Nos acercamos a la cama y me arrodille ante ti, abrí tu pantalón y descaradamente tu virilidad apareció, la tome entre mis manos y llene mi boca con ella. Saboree cada milímetro, al igual que tu sabor y el calor que emanaba; vi la sonrisa en tus labios en respuesta a mis caricias. La humedecí completamente mientras mi lengua la recorría; la succione buscando tus líquidos, ¡deleitándome! Me atragante con tus testículos, los manejabas maravillosamente, permitiendo que cada uno de ellos inundara mi boca. Nos recostamos en la cama, ya no podíamos más. Tus besos y tus caricias me volvían loca, hicimos el amor de manera indescriptible; me apresaste entre la cama y tu ser, tu boca quemaba mi piel al recorrerla.

4. "esta noche es toda nuestra hermanito", me decia ella con voz entrecortada por la exitacion del momento. Entonces sin dejar de lamerla por todos lados, me moví a un costado de ella para poder introducirle el dedo pulgar de mi mano en su sexo que derramaba líquidos de dioses, y no sin antes acariciar ese precioso par de piernas que Dios le dio, Le introduje el dedo rápido ya que tenia apuro de lubricarlo con sus jugos para retirárselo lentamente y ahora introducir lentamente el dedo índice y medio en su sexo al mismo tiempo que le acariciaba el culo con el pulgar lubricado de tal manera que después de algunos minutos cuando empezó a acercarse su venida y para ayudarla, le metí el dedo pulgar dentro del culo y al sentirlo, se recargó, tratando de ayudar, dando cabida a ese instrumento de placer. Una ves que le introduje todo el dedo, con los otros dos que todavía estaban afuera, le acaricié el clítoris y para mi placer, sentí como agus se estaba viniendo, gimiendo, tratando de apretar mis dedos con sus piernas y tratando de recibir mi pulgar en lo mas profundo de su vagina, apoyándose únicamente con su mano derecha y con la izquierda obligándome a acercar mi rostro para regalarme el más húmedo de los besos de esa noche. No hace falta aclarar que fue la sensación mas extraña y exitante de toda mi vida, estaba tomando los jugos vaginales de mi propia hermana, estaba loco de amor por ella y estaba dispuesto a estar un año seguido en ese lugar haciendole el amor si hubiese sido posible.