Contactos Bilbao

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Mi nombre es Mireia Exclusive, soy catalana y tengo 34 años. Soy una mujer tierna y cariñosa. Unos preciosos ojos azules y una dulce sonrisa convierten mi rostro en pura serenidad, el refugio perfecto para olvidarse de los problemas. Soy una señorita llena de buenos detalles, que se preocupa por el caballero que la ha escogido y con un carácter que encandila. A mi lado tendrás esa compañía que muchos hombres buscan en una mujer, sensualidad, pasión, distendida conversación y mucha complicidad. Me considero elegante y atractiva, inquieta por la cultura, en continua formación académica y siempre buscando ser mejor persona cada día. Aspectos como estos hacen de mí la acompañante ideal para veladas, viajes, escapadas y cualquier tipo de evento. Te ofrezco una compañía de lujo, en la que el sexo forma parte fundamental, pero no única, de una relación que te dejará huella.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Bilbao, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Bilbao.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Bilbao

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Pisos de relax - Acompañantes de lujo - Putas de lujo - Masajes eroticos - Salidas a hoteles y domicilios - BDSM - Escorts independientes - Callgirls - Scorts de alto standing - Sado erótico - Casas relax - Saunas eróticas - Locales de intercambio - Prostitutas de lujo - Modelos - Putas a domicilio - Anuncios de sexo - Clubes de relax - Clubs de alterne - Agencias de escorts - Contactos eróticos - Call girls - Damas compañía - Apartamentos por horas - Azafatas - Burdeles - Chicas de compañía - Tantra - Chicas de alterne - Señoritas de compañía - Prostíbulos -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Club Free - Club Barbie - Azul - Baronet - La Estrella - Medea - Agencia Sexy Nights - La vie en Rose - Showgirls - Alexia - Jobe y el amor - Comendadoras - Eden - Kissme - Pretty Woman - Bacarra - Habana - O´Dely - Saratoga - Basinger - Casanova 59 - Club Starlets - Platinum - Hot Madrid - Sauna Cristal

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. En ese momento me sentí algo turbada; me encontraba desnuda en medio de ese florido campo sin saber si cubrirme o reírme. Tomaste el cobertor del suelo, sacudiéndolo, y pasándolo por encima de mí, me cubriste. Allá a lo lejos, el cielo pintaba colores y entre el azul y gris alumbraba el rojizo sol y jirones de nubes cubrían el firmamento.Tus ojos se toparon con los míos, solo se oía el rumor del viento, y tu boca suavemente llego a la mía mientras tus brazos lentamente me envolvían. Me acercabas tanto a ti, que podía sentir el palpitar de tu corazón, discretamente la manta fue cayendo sobre la tierra fresca del campo y pude sentir tus caricias sobre mi piel. Me rozabas sutilmente, sin prisas, me apretabas a ti, tratando de entibiar mi cuerpo con el tuyo, entre tanto tus besos me robaban suspiros.

2. En la parte superior llevaba una sencilla pero gustosa camiseta de tirantes, que dejaba a la vista de todas las miradas su ombligo, y la estrechez de la misma hacía a su vez de sujetador de unos pechos excepcionalmente sugerentes, generosos en su tamaño, y sensualmente voluptuosos. Su pelo, de un negro intenso, era largo y liso, cayéndole por sus hombros y su menuda espalda, y era inusitadamente suave, tal como se podía apreciar al menor movimiento de su cabeza. Su cuerpo era excepcional, quizá no mejor que el de muchas otras chicas que se creían en inferioridad, pero sabía como realzarlo y como sacar el máximo partido a sus curvas. Resultaba enormemente provocativa, simplemente con verla a lo lejos, y ella era plenamente consciente que su cuerpo era objeto de deseo sexual para la mayoría de los hombres con que se cruzaba.

3. Yadira golpeó el agua con el puño y se irguió malhumorada de la bañera dejando caer el agua tibia por su cuerpo, que brillaba bajo el danzante baile de las llamas de las velas. Se echó una bata de fina seda negra sobre el cuerpo que, si bien la cubría por completo, era lo bastante fina como para dejar entrever lo que había debajo; así ataviada salió de su aposento en dirección a los calabozos. Necesitaba saberlo, necesitaba oírselo decir. Sus pies descalzos resonaron en la lóbrega piedra de la escalinata, con un gesto ordenó al soldado que estaba de guardia que se marchara y los dejara a solas, éste le tendió la llave y se alejó de allí sin hacer preguntas. Yadira hizo girar la llave en la cerradura y la puerta se abrió con un desagradable chirrido. Davor estaba allí, con los brazos en alto firmemente sujetos por argollas que colgaban del techo, le había quitado la armadura y ahora tan solo llevaba los calzones de cuero negro y las botas, su torso estaba totalmente desnudo y dejaba ver varias heridas del arma de Yadira. La mujer tuvo que hacer un esfuerzo para no correr a liberarlo, se encaró con él haciendo gala de su gesto más indiferente, aunque él sabía que el fuego ardía en su interior.

4. Desabrochas el pantalón, bajas la cremallera. Tu mano se introduce entre mis interiores. Hallas lo buscas, un miembro erecto, ansioso; lo descubres a tus ojos retirando su último envoltorio. Quedo desnudo ante ti. Me conduces a la silla, donde me sientas y haces que espere. Retrocedes un poco, lanzas un beso al aire, me guiñas y con una sonrisa comienzas a desnudarte, lentamente te quitas los zapatos, calcetines, pantalón y blusa. Compruebas rápidamente la reacción entre mis piernas, apruebas retirando la última prenda que te cubre. Las bragas caen lentamente por tus hermosas piernas. Te aproximas, mis manos se adelantan a tu encuentro, mis palmas acarician tu abdomen, luego tu cintura, te tomo por la cadera y acerco tu sexo húmedo a mi rostro. Reconozco los olores de aquel delicioso néctar.