Contactos Bilbao

Relax con escorts y acompañantes de lujo

Mi nombre es Cynthia Fit, una chica musculada, de mediana altura, deportista, muy bien cuidada y a la que le apasiona el gimnasio ... si tuviste la fantasía de estar con una mujer de cuerpo atlético y muy musculoso, ahora tienes la oportunidad de hacerla realidad. Fuerte, con unas curvas bonitas y bien marcadas y aunque sea de estructura pequeña, mi cuerpo es armonioso y tengo una perfecta simetría. De trato dulce, amante tierna y entregada. Háblame y te doy más detalles acerca de mí. Te informaré sobre mis servicios especiales como el sado erótico o gang bang. También tengo amigos con los que hago sexo hardcore, aceptamos voyeurs o puedes unierte, si lo deseas.

Si te gusta mi perfil o prefieres buscar más escorts en Bilbao, puedes encontrar en mi anuncio muchas más chicas de compañía. Te garantizo exquisitos contactos en Bilbao.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Contactos Bilbao

Masajes eróticos y sexo

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Damas compañía - Clubs de alterne - Call girls - Putas a domicilio - Prostitutas de lujo - Pisos de relax - Saunas eróticas - Locales de intercambio - Chicas de compañía - Anuncios de sexo - Acompañantes de lujo - Prostíbulos - Callgirls - Burdeles - Sado erótico - Scorts de alto standing - BDSM - Azafatas - Salidas a hoteles y domicilios - Chicas de alterne - Señoritas de compañía - Contactos eróticos - Casas relax - Putas de lujo - Masajes eroticos - Clubes de relax - Agencias de escorts - Tantra - Escorts independientes - Modelos - Apartamentos por horas -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Alexia - Casanova59 - Eden - Club Eros - Medea - Equus - Club Romaní - Baronet - Gran via 532 - Agencia Sexy Nights - Aribau 64 - Platinum - Habana - President - Sauna Cristal - Hot Madrid - Paraíso Privee - Club Barbie - Casanova 59 - Nice - Basinger - Thermas - Jobe y el amor - Club Free - Kissme

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Antes de que la excitación acabara con el juego ella se detuvo, él estuvo a punto de quejarse pero ella se lo impidió con un gesto de sus brillantes ojos. Él guardó silencio, estaba disfrutando de la sensación de sentirse dominado, era algo nuevo para él que siempre había controlado la situación, seguramente porque nunca había llegado a confiar plenamente en ninguna de las mujeres que compartieron su cama, pero con Yadira era distinto, confiaba en ella plenamente, la deseaba tanto que le dolía, tanto que no le hubiera importado caer por su espada, aunque, claro está, prefería mil veces compartir su lecho y disfrutar de los placeres que su cuerpo escondía.

2. Mónica pensaba en todo eso, quizá no era exactamente así, quizá su imaginación iba demasiado deprisa, pero le gustaba sentirse observada, ser el centro de atención… de hecho, le encantaba. Tenía un cuerpo bonito, atractivo para la gran mayoría de los hombres…y de no pocas mujeres. Bajo su minifalda se vislumbraban unos muslos bien bronceados, al igual que el resto de su piel (incluso la que no era visible), y que se veían tremendamente sensuales y deseables. El aspecto de sus piernas era inmejorable, y es que a pesar de ser una muchacha muy dinámica y que siempre andaba ocupada, siempre disponía de unos minutitos para cuidárselas, y sin vislumbrarse ningún rasguño ni irregularidad, su piel confería un aspecto fino y suave.

3. Tu no querías parar ahí, te apetecía hacerme gozar y yo deseaba que me hiciese gozar. Mientras besabas mi cuello tu mano recorrió mi cuerpo hasta llegar al bulto que había en mi entrepierna, te aferraste a el con fuerzas, con intenciones de no dejarlo escapar, como si tuviera intención de irse, pero ni mucho menos, solo quería sentir tus caricias y no la hiciste esperar, desabrochaste los botones de la cremallera del pantalón y metiste la mano dentro para encontrarte un miembro duro por toda esta maravillosa situación. Tampoco dejabas de besarme el cuello y la boca mientras tocas mi polla, empiezas a desabrochar los botones de mi camisa y mientras haces eso también me besas el pecho dando en mis pezones mordisquitos leves que producen placer, pero tu nunca sueltas el miembro. Tocas la polla y los huevos, sabes lo que haces se nota que no es la primera vez que masajeas esa parte del cuerpo de un hombre, me encanta la sensación esa de saber que as tocado y estado con algún otro y que me prefieres a mí, ser el elegido por ti me excita.

4. Nuestras caderas se movían al mismo compás y tú te adentrabas más y más fuerte haciéndome gemir de placer a cada instante. Besé tu rostro en cada golpe que dabas y mis piernas te abrazaban, te jalaban y aprisionaban para no dejarte ir. Hábilmente nos sentamos, quedando frente a frente siendo aun uno; mis ojos se hallaron con los tuyos, perdiéndose en la inmensidad y el deseo. Mi cadera danzaba rítmicamente y tu boca matizaba completamente mi rostro. Tomaste mi cadera empujándola hacia ti, yo podía sentir la dureza y la forma perfecta en que encajábamos. Involuntariamente salían suspiros y murmurábamos palabras entrecortadas desde el profundo de nuestro ser.