Azafatas Madrid

Azafatas de compañía de lujo en Madrid

Me considero una mujer sofisticada, con una mirada intensa, elegante, discreta, culta y una piel suave como la seda. Me gusta disfrutar de los juegos prohibidos y quiero convertirme en tu cómplice para una noche vibrante. Haré que cada momento que compartas conmigo sea una verdadera delicia, una cena, una noche, un viaje todo lo transformaremos juntos en puro éxtasis.

Una mujer con clase, culta ... la compañera ideal en cualquier momento y circunstancia. No te prives de disfrutar del mejor sexo en compañía de una mujer preciosa ... Vive una inolvidable velada con una de la más bellas azafatas en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Azafatas Madrid

Azafatas acompañantes

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Chicas de alterne - Scorts de alto standing - Azafatas - Salidas a hoteles y domicilios - Casas relax - Putas de lujo - Callgirls - Prostitutas de lujo - Sado erótico - Chicas de compañía - Masajes eroticos - Prostíbulos - Modelos - Escorts independientes - Saunas eróticas - Putas a domicilio - BDSM - Agencias de escorts - Apartamentos por horas - Pisos de relax - Burdeles - Señoritas de compañía - Clubes de relax - Anuncios de sexo - Damas compañía - Contactos eróticos - Call girls - Acompañantes de lujo - Locales de intercambio - Tantra - Clubs de alterne -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Platinum - Hot Madrid - Nice - New Tuset - Club Romaní - Saratoga - Thermas - Azul - Club Eros - Bacarra - O´Dely - Viladomat 208 - Nyoman - Enigma - Tuset Barcelona - La Estrella - Charlie Club - La vie en Rose - Habana - Casanova59 - Gran via 532 - Aribau 64 - Casanova 59 - Comendadoras - Club Free

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Mirando a través del escaparate vio a Marisa cruzar la acera en dirección a ella y pensó, por un momento, que no estaría mal que un coche pasara por encima de ella, dejándole el camino libre con Raúl. A pesar de lo que habían hablado en el hospital el joven y ella, no estaba nada convencida con lo que él le dijo, y quería a toda costa acabar a su lado, si cabe, ahora más que nunca. Y ya no pensaba ser ella la que siempre sufriera. Durante el tiempo que había estado en cama, se había dado cuenta de que nadie mostraba sinceridad al hablar con ella en el hospital, sólo sus padres. Ni las vecinas, ni las compañeras del instituto que la conocían de toda la vida. Nadie. Todos la miraban como a un bicho raro, una incomprendida, algo inferior, enfermo, despreciable, y pensó, por una vez, en su felicidad, y no en lo que pudieran pensar los demás al verla hacer las cosas. La chica tímida y vergonzosa se había transformado en la chica fría y egoísta.

2. Desabrochas el pantalón, bajas la cremallera. Tu mano se introduce entre mis interiores. Hallas lo buscas, un miembro erecto, ansioso; lo descubres a tus ojos retirando su último envoltorio. Quedo desnudo ante ti. Me conduces a la silla, donde me sientas y haces que espere. Retrocedes un poco, lanzas un beso al aire, me guiñas y con una sonrisa comienzas a desnudarte, lentamente te quitas los zapatos, calcetines, pantalón y blusa. Compruebas rápidamente la reacción entre mis piernas, apruebas retirando la última prenda que te cubre. Las bragas caen lentamente por tus hermosas piernas. Te aproximas, mis manos se adelantan a tu encuentro, mis palmas acarician tu abdomen, luego tu cintura, te tomo por la cadera y acerco tu sexo húmedo a mi rostro. Reconozco los olores de aquel delicioso néctar.

3. Hoy mi hermana tiene 21 años y yo 23, nunca volvimos a tener sexo, ni siquiera a besarnos en la boca, porque ambos sabemos que aquella noche irrepetible fue el sello de un simple amor de hermanos, que comenzo en el mismo momento en el que ella nació cuando yo tenia apenas dos añitos y durará hasta que no estemos mas en esta tierra. Lo nuestro no era carnal, solo lo fue esa noche porque asi lo sentimos los dos, pero inclusive en el momento mas caliente juntos ambos sabiamos que estabamos amandonos como hermanos que somos y que eso no volveria repetirse, solo estabamos marcando a fuego para siempre nuestro amor de hermanos. Aunque suene dificil de entender asi fue. Agustina siempre será mi hermana menor, esa chiquita con la cual creci y comparti mi vida desde que tengo uso de razón, a la que seguire cuidando hasta el dia en que me muera y a la que seguire amando incondicionalmente como mi hermana de sangre que es.

4. La noche avanzaba, y después de tomarnos varias cervezas, todos estabamos completamente deshinibidos en el boliche y el ambiente empezaba a ponerse muy bueno!, la música increíble y todos bailando y cantando fuerte. La verdad, la cosa se estaba poniendo muy bien...