Azafatas Madrid

Azafatas de compañía de lujo en Madrid

Hola, mi nombre es Patricia, pero me puedes llamar Paty. Soy una hermosa latina, de imponentes curvas, belleza exótica, ojos claros y deliciosos, jugosos y carnosos labios, que recorrerán cada centímetro de tu cuerpo, haciéndote estremecer de placer. Compagino mi trabajo y mis estudios, con exclusivos servicios de compañía como escort. Soy educada, seductora, elegante, alegre y discreta. Te encantará conocerme. Me gusta disfrutar de la compañía de caballeros elegantes, educados y discretos.

Una mujer con clase, culta ... la compañera ideal en cualquier momento y circunstancia. No te prives de disfrutar del mejor sexo en compañía de una mujer preciosa ... Vive una inolvidable velada con una de la más bellas azafatas en Madrid.

Pincha aquí para ver mi web con fotos

Azafatas Madrid

Azafatas acompañantes

Servicios publicados

Estos son algunos de los servicios que publicamos: Servicios aleatorios Clubs de alterne - Scorts de alto standing - Salidas a hoteles y domicilios - Clubes de relax - Callgirls - Anuncios de sexo - Apartamentos por horas - Acompañantes de lujo - Putas a domicilio - Sado erótico - Azafatas - BDSM - Escorts independientes - Prostitutas de lujo - Modelos - Burdeles - Locales de intercambio - Contactos eróticos - Agencias de escorts - Masajes eroticos - Call girls - Damas compañía - Saunas eróticas - Chicas de compañía - Tantra - Chicas de alterne - Señoritas de compañía - Prostíbulos - Pisos de relax - Casas relax - Putas de lujo -

Te recomendados

Aquí tienes diferentes locales donde puedes asistir: Clubs aleatorios Basinger - Platinum - Club Barbie - Club Riviera Castelldefels - Pretty Woman - Club Eros - Showgirls - Medea - Club Free - Aribau 64 - Sauna Yuma - Baronet - O´Dely - Comendadoras - Cuore Cabaret - Club Lexis - Thermas - President - Agencia Sexy Nights - Club Starlets - Alexia - Casanova 59 - Sauna Cristal - L´hibou - Azul

Los relatos del día

Disfruta de estos 4 pequeños relatos eróticos:
Relatos aleatorios
1. Al pararme noto que tengo una ereccion como nunca- y no es para menos- beso tus labios y recorro tu pecho admirando esos senos preciosos coronados por un pezon grande, los recorro con mi lengua y mis dientes, tu respiracion aumenta al igual que mi excitacion. Los lamo con determinada pasion los muerdo cada vez mas fuerte y a mayore velocidad. Beso tu vientre y paso mi lengua lentamente por tu ombligo y retiro el vestido pòr completo. Llevas una tanga deliciosa nunca te desee como ahora arranco lo demas de turopa y recorro el calor de tu entrepierna, el olor me cautiva y me excita aun mas.

2. De repente siento como frota su sexo erecto contra el mío, lo guía hasta mi agujero vaginal y muy despacio me penetra. Me incorporo y lo abrazo con mis piernas y mis brazos, mientras siento como pega su cuerpo al mío. Empezamos a movernos ambos, acoplando nuestros cuerpos, sintiéndonos el uno al otro, el uno dentro del otro. Siento su sexo entrando y saliendo de mí, gimo, y me convulsiono igual que él. Siento su respiración entrecortada en mi oído. Su abrazo cubriéndome por completo y el fuego del deseo creciendo entre ambos. Dos cuerpos pegados que nada ni nadie, ahora mismo, podrían separar. La carrera hacía el éxtasis se va alargando. Siento su verga hinchándose dentro de mí y vuelvo a acostarme sobre la cama. Estoy apunto de llegar a la cima y él lo sabe, por eso se detiene. Saca su sexo de mí. Y me hace poner boca abajo. Siento uno de sus dedos acariciando mi nalga y descendiendo hasta mi entrepierna, acaricia la humedad de mi sexo y luego se tiende sobre mí, siento su verga entre mis piernas y el glande chocando con mi vulva. Abro las piernas y espero para recibirle otra vez.

3. Asientes con la cabeza, me besas y lentamente te colocas con las piernas abiertas en mi regazo, mi sexo esta en la posición correcta, poco a poco te penetra, se desliza suavemente. Un suspiro escapa de tu boca al comprobar que toda mi extensión se ha perdido en tus carnes. La danza erótica comienza, lentamente, como el barco zarpando de un tranquilo puerto, a medida que te beso y estrujo entre mis manos tus pechos, los jadeos se hacen más intensos. El ritmo va en ascenso, en algún momento de la escalada me miras con atención a los ojos, sé lo que significa. Te abrazo entonces, arremeto con mayor fuerza, tu placer se sonoriza, deseas más. Dadivoso te complazco. Las sensaciones se intensifican, el mundo se aleja de la realidad, somos ahora uno solo, envueltos en un halo de placer increíble. Me excita mirarte así, nos recorremos mutuamente, las manos de ambos se pierden entre los cuerpos, el deseo de fundirme en ti viene ahora. Nos liberamos juntos en un gran orgasmo, el tiempo se detiene, en el Universo solo existimos tú y yo. Retenemos la respiración y caemos rendidos ante la gloria. Nos besamos tiernamente, en un abrazo relajamos los cuerpos, ha sido maravilloso. Te pido que subas a la cama…

4. Cuando agus empezó a convulsionar con su acabada, puse su cabeza en mi cuello para poder metérsela un par de veces más hasta el fondo, sintiendo mi pija más exitada que nunca. Cuando senti que se venia aquella fuente de vida, blanca y espesa, abundante y avanzando rápidamente, le avise rapidamente a agus que iba a acabar; a lo que ella se me adelanto y me pidio que acabara en su boca; si estaba a mil revoluciones por segundo eso me acelero aun mas, ella sin saberlo estaba cumpliendo una de mis fantasias no cumplidas, acabar en la boca de una chica, y que mejor, era todo completito, iba a cumplir mi fantasia, la chica era mas que hermosa y encima era mi propia hermana Agustina... No me tarde mucho mas y acabe en la hermosa boquita de agus, la sensación creo que sera inigualable, el placer fue indescriptible, ver a agus llenarse la boca con mi semen fue lo maximo... y la imagen de ella mirandome directo a los ojos mientras me chupabala pija llena de semen jamas se borrara de mi mente, fue sublime! Luego la levante y la bese salvajemente, sin dudas ese será el beso mas maravilloso y exitante de toda mi vida, nos besabamos de manera hambrienta entrelazando nuestras lenguas llenas de mi semen, y en un pequeño momento de despegue nos volvimos a mirar a los ojos y con nuestras bocas chorreando semen me dijo: "te amo Alejandro", "Te amo Agustina" le dije yo, y nos volvimos a besar hasta quedarnos sin aliento...